Compostela y Alcalde Marchesi serán peatonales desde el 1 de julio

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA

ANGEL MANSO

Las dos calles quedarán libres de automóviles a la espera de su reforma definitiva

18 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El gobierno local se adelanta a sus obras de peatonalización, y el próximo 1 de julio cerrará al tráfico dos tramos de las calles Alcalde Marchesi y Compostela, los mismos que fueron peatonalizados de forma temporal durante las pasadas Navidades.

Aquella decisión permitió a los técnicos de movilidad comprobar que el cierre de esos tramos no provocaba un colapso de la circulación, pero también fue considerada un éxito por los vecinos y comerciantes. Hasta el punto de que esos colectivos se han puesto en contacto con el Ayuntamiento para solicitar que durante este verano se volviese a peatonalizar Alcalde Marchesi.

Las peatonalizaciones se mantendrán hasta el 15 de septiembre. Pero el Ayuntamiento está abierto a que sean definitivas, y tiene en marcha proyectos de reforma encaminados en esa dirección.

La previsión del gobierno local es licitar esas reformas este año y ejecutarlas en el 2021, siempre que avancen a tiempo los trámites con otras administraciones que tienen competencias en ellas. Es el caso de Alcalde Marchesi, cuyas reformas deben ser autorizadas por Patrimonio porque forma parte del Camino Inglés.

Sin embargo, el principal resultado de esas obras, la prioridad peatonal, se logrará este mismo verano. Fuentes municipales han señalado que se aplicará el mismo dispositivo que se puso en marcha en Navidad para impedir la entrada de vehículos. Está previsto reubicar los contenedores y otro mobiliario urbano para evitar la entrada de coches y, al mismo tiempo, facilitar el paseo. Pero también se harán mejoras con respecto al plan de las Navidades, y se corregirán algunos detalles como la retirada de las sujeciones de los contenedores, que en invierno se dejaron porque la peatonalización se planteó como una medida provisional.

La reforma de Alcalde Marchesi, en la que se invertirán aproximadamente 1,2 millones de euros, se encuadra en la construcción de la llamada «ronda peatonal», que en conjunto medirá 3,5 kilómetros y enlazará San Diego con el parque del Observatorio. El plan prevé enlazar espacios peatonales ya existentes, como las calles Ángel Senra o Puga y Parga, recientemente reformada, para conformar un gran paseo por los barrios de la ciudad.

Enlace con el Cantón Pequeño

La obra de la calle Compostela también forma parte de un proyecto más amplio, el de remodelación de los Cantones, que quiere ampliar los espacios peatonales en esa zona a costa de los carriles de circulación, que apenas tienen tráfico desde la apertura de los túneles de la Marina.

La reforma de la calle Compostela costará 400.000 euros. Entre otras mejoras, incluirá la plantación de árboles en el eje central de la vía. La calle, de gran potencial para el comercio, enlazará directamente con la plaza de Mina, que también será reformada en el marco del proyecto de los Cantones. El plan pasa por implantar un paso de peatones que una directamente Compostela con la acera del Cantón Pequeño, que será ampliada. De esa manera se creará un paseo continuo que podrá continuar hasta el Cantón Grande y la Marina.