Urbanismo mantendrá las zonas peatonales creadas en la pandemia

Los Cantones, el paseo y el entorno del estadio y Cuatro Caminos seguirán sin coches


a Coruña / la voz

Las zonas peatonales instaladas por el área de Urbanismo durante el período de alarma del coronavirus han funcionado tan bien que llegaron para quedarse. Se trata del carril del paseo marítimo más próximo a las playas; de los dos que flanquean el estadio de Riazor por la avenida de la Habana y la calle Manuel Murguía; del entorno del Obelisco y de un carril de los Cantones. Y también del itinerario abierto entre Cuatro Caminos y Matogrande. El departamento que dirige Juan Díaz Villoslada acotó esos espacios en distintas fases cuando el Gobierno central aligeró las medidas de confinamiento y permitió que la población saliese a hacer deporte o dar paseos.

El objetivo de la medida era que los ciudadanos pudiesen guardar la distancia social mientras hacían esas actividades, ya que se preveían grandes aglomeraciones. Incluso a pesar de la ampliación de espacios libres de coches, algunos días las hubo.

Por ese motivo, las peatonalizaciones se plantearon como una solución provisional. De hecho, el cierre al tráfico del carril del paseo se propuso en principio para los fines de semana, ante la previsión de que los días de diario hubiese menos público, pero al final se optó por mantenerlo ante la gran afluencia de gente.

Por esa misma causa, ahora se va a optar por continuar con esos espacios acotados. La presencia de transeúntes es cada vez mayor y la incidencia en el tráfico, que sigue sin recuperarse del todo tras la pandemia, está siendo por el momento muy reducida.

Fuentes del gobierno local señalaron que si en algún momento se produjesen problemas de circulación importantes podría corregirse alguna de las peatonalizaciones. Para prevenir esas dificultades, explicaron, se está haciendo seguimiento de los datos de intensidad del tráfico, que por el momento son favorables.

El área de Urbanismo también prevé retirar las vallas con las que se implantaron las peatonalizaciones y sustituirlas por otro tipo de separaciones. La mayoría de las vallas tuvieron que ser alquiladas, ya que el Ayuntamiento no dispone de una cantidad tan grande, y su coste es más elevado que el de otros equipamientos. 

Proyectos para estos años

A medio plazo, el plan del gobierno local pasa por eliminar las separaciones provisionales y consolidar las nuevas zonas peatonales con obras permanentes.

En las próximas semanas está prevista la presentación de la recuperación del paseo marítimo, que se desarrollará con fondos europeos, o la reforma los Cantones y el entorno del Obelisco.

También deben continuar las obras de la gran ronda peatonal que atravesará la ciudad y discurrirá, en parte, por la zona ahora liberada de tráfico rodado en el entorno de Cuatro Caminos.

Otra iniciativa en cartera es la bulevarización de San Andrés, anunciada antes del estallido de la pandemia y que se basará en un plan pendiente desde el 2014.

Esos proyectos, ha señalado el edil Díaz Villoslada, no se limitarán a ampliar las zonas que pueden utilizar peatones y deportistas, sino que también incluirán mejoras de la calidad urbana.

La pandemia, pese a todos sus efectos negativos, ha permitido así adelantar parte de los resultados del nuevo modelo urbano que promueve el gobierno local, con el que pretende reducir la densidad del tráfico en la ciudad y facilitar más espacios para el disfrute de los ciudadanos.

El nuevo carril para corredores se iniciará la semana que viene, si baja la afluencia a la playa

La construcción del nuevo carril para corredores entre las Esclavas y la fuente de los Surfistas arrancará a principios de la semana que viene, cuando se prevé una bajada de las temperaturas.

El gobierno local ya ha finalizado los trámites para ejecutar la obra, anunciada hace ahora una semana por la alcaldesa, Inés Rey, en el programa Cita en María Pita, de Radio Voz.

La previsión del ejecutivo era iniciar la reforma esta semana, pero se ha optado por retrasarla unos días ante la gran afluencia de ciudadanos a las playas.

El arranque de los trabajos habría dificultado el acceso a los arenales, con lo que se habrían podido producir aglomeraciones que dificultarían el mantenimiento de la distancia de seguridad.

El proyecto del gobierno local consiste en la colocación de un pavimento especial para la práctica del atletismo en el espacio que ahora ocupan las vías del tranvía turístico, que dejó de funcionar en el 2011. Esa infraestructura ha estado relacionada con numerosos accidentes, tanto de vehículos a motor como de peatones durante los últimos años.

El plan del Ayuntamiento no prevé eliminar las vías, sino que el asfalto se extenderá sobre las mismas, ya que en el futuro no se descarta recuperar ese medio de transporte con otras utilidades más allá de la turística.

El gobierno local prevé que una vez iniciada la obra se ejecute en cuestión de días. El carril para corredores forma parte del plan de reforma del paseo marítimo, y está previsto que en el futuro enlace con otros tramos hasta alcanzar Adormideras y el castillo de San Antón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Urbanismo mantendrá las zonas peatonales creadas en la pandemia