Urbanismo mantendrá las zonas peatonales creadas en la pandemia

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Ángel Manso

Los Cantones, el paseo y el entorno del estadio y Cuatro Caminos seguirán sin coches

30 may 2020 . Actualizado a las 12:18 h.

Las zonas peatonales instaladas por el área de Urbanismo durante el período de alarma del coronavirus han funcionado tan bien que llegaron para quedarse. Se trata del carril del paseo marítimo más próximo a las playas; de los dos que flanquean el estadio de Riazor por la avenida de la Habana y la calle Manuel Murguía; del entorno del Obelisco y de un carril de los Cantones. Y también del itinerario abierto entre Cuatro Caminos y Matogrande. El departamento que dirige Juan Díaz Villoslada acotó esos espacios en distintas fases cuando el Gobierno central aligeró las medidas de confinamiento y permitió que la población saliese a hacer deporte o dar paseos.

El objetivo de la medida era que los ciudadanos pudiesen guardar la distancia social mientras hacían esas actividades, ya que se preveían grandes aglomeraciones. Incluso a pesar de la ampliación de espacios libres de coches, algunos días las hubo.

Por ese motivo, las peatonalizaciones se plantearon como una solución provisional. De hecho, el cierre al tráfico del carril del paseo se propuso en principio para los fines de semana, ante la previsión de que los días de diario hubiese menos público, pero al final se optó por mantenerlo ante la gran afluencia de gente.

Por esa misma causa, ahora se va a optar por continuar con esos espacios acotados. La presencia de transeúntes es cada vez mayor y la incidencia en el tráfico, que sigue sin recuperarse del todo tras la pandemia, está siendo por el momento muy reducida.

Fuentes del gobierno local señalaron que si en algún momento se produjesen problemas de circulación importantes podría corregirse alguna de las peatonalizaciones. Para prevenir esas dificultades, explicaron, se está haciendo seguimiento de los datos de intensidad del tráfico, que por el momento son favorables.

El área de Urbanismo también prevé retirar las vallas con las que se implantaron las peatonalizaciones y sustituirlas por otro tipo de separaciones. La mayoría de las vallas tuvieron que ser alquiladas, ya que el Ayuntamiento no dispone de una cantidad tan grande, y su coste es más elevado que el de otros equipamientos. 

Proyectos para estos años

A medio plazo, el plan del gobierno local pasa por eliminar las separaciones provisionales y consolidar las nuevas zonas peatonales con obras permanentes.

En las próximas semanas está prevista la presentación de la recuperación del paseo marítimo, que se desarrollará con fondos europeos, o la reforma los Cantones y el entorno del Obelisco.