El aumento de las prohibiciones puede generar respuestas violentas

Varios expertos en psiquiatría y psicología explican la proliferación de peleas durante estos días de desescalada


a Coruña / La Voz

El pasado lunes entramos en la fase 1 de desescalada y la salida masiva a la calle ha dejado varias peleas, y hasta un disparo, en las calles de la ciudad. Los expertos no creen que exista una relación directa de causa-efecto entre los altercados sucedidos y el confinamiento, pero consideran que la situación puede haber agravado el uso de la violencia.

Manuel Fernández Blanco, psicoanalista y psicólogo clínico, asegura que las personas agresivas «utilizan esa agresividad en cualquier circunstancia, destacando el posible aumento de la violencia machista durante estos dos meses». Sin embargo, cree que «la contención de esa pulsión agresiva derivada del confinamiento y de la prohibición de ciertas actividades puede dar lugar a que se produzcan conflictos con mayor frecuencia».

También la posibilidad de salir a la calle después de tanto tiempo, según Fernández Blanco, «hace posible que se creen rivalidades entre la gente, sobre todo, entre los más jóvenes». Recuerda que «las peleas con adolescentes como protagonistas ya eran frecuentes antes de que nos invadiese el coronavirus».

Señala como otro posible motivo del aumento de la agresividad el gran número de normas y prohibiciones que tenemos. Este hecho, a ojos del psicólogo, «provoca reacciones violentas en aquellas personas que viven como una herida narcisista que les prohíban cualquier cosa, como un atentado a su propia imagen».

Agustín Dosil, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación, explica que «la violencia manifestada estos días puede ser resultado de revivir ciertas situaciones. Estar tanto tiempo encerrados hace que volvamos al pasado, a recordar nuestros errores». De este modo, para afrontar la realidad de cada uno, recomienda «aprovechar el confinamiento para pensar si lo que estamos haciendo es lo que realmente queremos. Es importante buscar el equilibrio en nuestro interior para conseguir estar en armonía con nosotros mismos».

En cuanto a la resolución de conflictos, considera que «lo ideal no es tener una vida en paz, sino “pacificable”, es decir, que seamos capaces de resolverlos sin usar la violencia, mediante el diálogo».

Fernández Blanco hace hincapié en que «debemos permitirnos estar tristes de vez en cuando, porque no es algo malo, sino todo lo contrario». Dosil insiste en que debemos escuchar a los demás y no tomar decisiones en caliente. Y si en algo están de acuerdo los dos expertos, es en su deseo de que todos salgamos mejores de esta crisis. Si esto sucede, dicen, «el coronavirus habrá servido para algo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El aumento de las prohibiciones puede generar respuestas violentas