La Policía Local multó a 63 personas y arrestó a tres por vulnerar el estado de alarma

El 092 y los bomberos se dividen en turnos estancos para evitar el riesgo de que el virus deje fuera de combate ambos cuerpos


A Coruña

La Policía Local de A Coruña ha multado a 63 personas y arrestado a otras tres por vulnerar las restricciones impuestas por el Gobierno central para intentar frenar la pandemia del coronavirus. El dato fue comunicado ayer por la alcaldesa, Inés Rey, a los portavoces de grupos políticos municipales, que se reunieron en María Pita para analizar las medidas tomadas con el fin de paliar los contagios en la ciudad.

Las 63 denuncias y las tres detenciones han sido practicadas en poco más de una semana, ya que el estado de alerta entró en vigor a primera hora de la madrugada del pasado domingo.

Mientras mantiene la vigilancia en la calles, la Policía Local ha puesto en marcha un reforma de su organización interna para mejorar su capacidad de acción frente al coronavirus, y minimizar el riesgo de que el cuerpo quede fuera de combate si hay contagios entre los agentes.

La nueva organización, aprobada mediante decreto por el concejal de Facenda y Persoal, José Manuel Lage, ordena la creación de dos turnos de trabajo y dos horarios de salida y entrada distintos, con el fin de aislar ambas tandas y «minimizar al máximo el riesgo de contagio laboral».

La nueva organización policial se aplicará mientras la Policía siga dependiendo del Ministerio del Interior, lo que ocurrirá hasta que finalice el estado de alarma ordenado por el Gobierno central para frenar al virus.

El decreto municipal subraya que la «prioridad» del 092 es ahora el «control, vigilancia y denuncia de infracciones a las prohibiciones y restricciones decretadas con ocasión de la declaración de emergencia sanitaria».

Turnos solapados de 12 horas

La nueva organización prevé dos turnos de trabajo de 12 horas, uno diurno y otro nocturno. Cada uno de ellos se dividirá a su vez en dos tandas. En la fase diurna, el primer grupo de agentes empezará a trabajar a las 7.00 horas y el segundo a las 8.00. Saldrán a las 19.00 y a las 20.00 horas. Sus compañeros del turno de noche cogerán el relevo de manera inmediata. El primer grupo de horario nocturno entrará a las 19.30 y el segundo a las 20.30 horas. Seguirán al pie del cañón hasta las 7.30 y 8.30, cuando habrán vuelto a la actividad sus compañeros del turno de día.

La reorganización del 092 se produce poco después de que se tomasen medidas similares en el cuerpo de bomberos, que también se ha dividido en dos equipos estancos, con una parte del cuerpo desplegado en las instalaciones el IES Calvo Sotelo que han sido cedidas por la Diputación provincial de A Coruña.

La incorporación de esa base ha dotado al cuerpo de instalaciones más próximas al centro urbano, con lo que podrán recortar los tiempos de intervención en caso de que se produzca una emergencia en esa zona, además de separar a parte de la plantilla.

La situación de los servicios de emergencia municipales fue uno de los temas analizados en la junta de portavoces. Una de las prioridades del Ayuntamiento es evitar que la pandemia paralice la actividad de esos servicios, que son indispensables para la seguridad de los vecinos.

El PP y Cs plantean cambios fiscales para paliar el impacto de la crisis

El PP ofreció ayer su apoyo al gobierno local para poner en marcha 55 medidas con el fin de paliar la crisis desencadenada por la pandemia. Entre otras iniciativas, los populares plantean modificar el calendario de pago de impuestos, poniendo el período de pago del IVTM hasta el 31 de julio y el día del pago único domiciliado al 1 de julio. También proponen que el IBI se pase del 1 de octubre al 30 de noviembre, con el pago único domiciliado el 15 de octubre. Además plantean que el cobro domiciliado del IAE sea el 1 de diciembre, la eliminación de otras tasas y medidas como anular los alquileres de viviendas municipales mientras dure la emergencia. También Ciudadanos ha planteado cambiar el calendario fiscal para evitar el impacto en las familias a corto plazo.

Los trabajadores de limpieza han utilizado más de 5.500 unidades de protección en los últimos días

El Sindicato dos Traballadores da Limpeza (STL), el mayoritario en los servicios de limpieza viaria y recogida de basuras de la ciudad, lanzó ayer una nueva protesta y pidió «ayuda a los ciudadanos» al considerar que están «abandonados y desamparados» por la empresa gestora de esos servicios y el Ayuntamiento, que supuestamente no les estarían dotando de suficientes medios de protección para evitar contagios por coronavirus entre la plantilla.

Esa denuncia contrasta con los datos aportados por la empresa gestora, Cespa, que recordó que el servicio ha utilizado en los últimos días más de 5.500 elementos de protección, por lo que insistió en que se haga un «uso responsable de los mismos».

No es la primera vez que el STL lanza una queja similar desde que empezó la pandemia. Antes incluso de que el Gobierno decretase el estado de alerta, el sindicato advirtió que podría interrumpir el servicio si se confirmaba un contagio entre los más de 400 empleados, incluso a pesar de que se trata de un servicio esencial. La semana pasada continuaron las críticas, aunque provocadas porque los trabajadores o tendrían urinarios en los que hacer sus necesidades durante los turnos de trabajo. Esta semana, las críticas, en algunos casos acompañadas de insultos y acusaciones de malas prácticas contra miembros de la corporación, se están produciendo por la supuesta falta de equipamientos.

Las críticas, y las amenazas de interrupción del servicio, se han mantenido a pesar de que esas reclamaciones, tanto según el Ayuntamiento como la empresa, han sido atendidas y se ha facilitado, por ejemplo, el uso de urinarios en distintos barrios.

Los cuerpos nacional y municipal refuerzan sus medios de prevención

La Dirección General de la Policía aplica desde el miércoles un sistema reforzado de desinfección diaria de las dependencias del cuerpo nacional en A Coruña, incluidas las zonas abiertas al público. Además se están aplicando limpiezas y desinfecciones puntuales «de las oficinas, instalaciones y vehículos donde se han producido casos confirmados de infección de funcionarios».

Esas tareas se están desarrollando cuando es necesarios en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME). También la Policía Local ha mejorado sus medios de prevención, ya la semana pasada se renovó la guía de autoprotección del cuerpo con distintas medidas para evitar contagios y hacer frente a situaciones complejas, como detenciones, minimizando los riesgos de infección

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Policía Local multó a 63 personas y arrestó a tres por vulnerar el estado de alarma