El PSOE se suma a una propuesta del BNG que condiciona el Novo Chuac

La moción exige que la ampliación no empiece hasta que se finalice el plan anterior


A Coruña

El pleno aprobó una moción del BNG que condiciona la construcción del Novo Chuac. La propuesta salió adelante con apoyo de Ciudadanos, la Marea y los socialistas, que al mismo tiempo reafirmaron que son partidarios de que la obra se ejecute y de la ubicación elegida por la Xunta, al lado del actual Chuac. El PP votó en contra, e insistió en defender que A Coruña cuente con un nuevo hospital público, como Vigo.

También la Marea presentó una propuesta sobre el Novo Chuac. Salió aprobada por unanimidad. Entre otros puntos, reclamaba que el futuro hospital sea público, y que se informe de forma regular a los vecinos afectados por las obras. Los populares no le pusieron pegas. Martín Fernández Prado insistió en el compromiso de la Administración gallega de que la afección de las obras sea mínima, y admitió que se cometieron errores en la comunicación con los residentes de esa zona que se han abordado en las reuniones con ellos.

La diferencia en el voto del grupo popular se explica porque la moción del BNG incluye un punto que no existe en la de Marea, y que pone condiciones para iniciar las reformas. Los nacionalistas exigen «completar o proceso de reforma e acondicionamento do actual hospital antes de acometer novas ampliacións». El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, y la propia exposición de motivos de la moción explican que esas obras que habría que completar son las del anterior plan director del Chuac, presentado en 1996, y del que según el BNG queda un 35 % por cumplir.

Hacer edificios, y derribarlos

Ese proyecto ha sufrido varias reformas y Sanidade considera que las necesidades sanitarias de A Coruña y su comarca han cambiado desde su redacción, de ahí que proyectase la ampliación.

De hecho, parte de los proyectos de ese plan director son incompatibles con el Novo Chuac. El caso más llamativo es el de dos edificios que se levantarían en la zona donde está ahora el hospital de pacientes, y en los que se situarían nuevas consultas y otros servicios. Si la Xunta asumiese la moción aprobada ayer por el pleno de A Coruña sería preciso construir esos dos inmuebles, y unos años después derribarlos, ya que se encuentran en el espacio que ocupará parte del nuevo «hospital espejo» del Chuac.

Como ocurrió con otras mociones del pleno, muy marcado por la proximidad de las autonómicas, los populares consideraron la propuesta electoralista.

A pesar de ello, fuentes de ese partido mostraron su sorpresa por la postura de Ciudadanos, que criticó que la ampliación obligará a reformar el plan general, y sobre todo del PSOE, que ayer votó a favor de condicionar el inicio de la ampliación, aunque manifestó desde el principio su apoyo al proyecto, que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, comunicó y explicó en persona a la alcaldesa, Inés Rey.

Cabe recordar que la moción del BNG, como todas las iniciativas de ese tipo, a las que la corporación dedica la mayor parte de las sesiones plenarias, carecen de «natureza resolutoria nin transcendencia administrativa externa», es decir pueden ser ignoradas por la Administración, como confirmó en el 2016 la valedora do pobo, ante la negativa de la Marea a cumplirlas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
39 votos
Comentarios

El PSOE se suma a una propuesta del BNG que condiciona el Novo Chuac