San Amaro vive su particular sambódromo petanquero

Choqueiros, bomberos, corsarios e indios participaron en esta divertida competición en el martes de carnaval


A Coruña

Inmersos en las celebraciones de carnaval que se reparten por toda la ciudad herculina, la pista de San Amaro se convirtió desde las 10.00 horas de este martes de carnaval en un particular sambódromo petanquero, en el que las bolas eran lanzadas por piratas, monjes, indias, bomberos y, como no, algún que otro choqueiro del barrio.

Cerca de una veintena de personas animaron la mañana comentando las jugadas entre risas. «Hoy cuesta más atinar. Ya es difícil vestidos normal, pues disfrazados aún más, pero quién sabe, ¡A lo mejor acierto más!», comentaba Carmen, una fiel jugadora que fue vestida con un tutú y una peluca rosa. Su hermano, José, intentó competir con ella, pero no a la petanca, sino a ver quién llevaba los tacones más altos. «Me va a costar un poco tirar las bolas porque voy de aquella manera. Aquí siempre tratamos de superarnos», indicaba José, disfrazado de choqueiro.

«Los tacones siempre estorban pero hoy es para pasarlo bien entre amigos»

Deporte y diversión se unieron más que nunca en un evento que dejaba alguna que otra anécdota. «Al monje le estorba bastante el hábito para lanzar las bolas. Los tacones siempre estorban pero hoy es para pasarlo bien entre amigos», comentaba Rafa. Entre los participantes había coruñeses, pero también gente de fuera, como Suso, que vino desde As Pontes para competir con su suegro. «Soy el más novato de los que hay aquí», añadió Suso, disfrazado de bombero para combatir cualquier incidencia que causara el mal tiempo.

Con esta iniciativa de ocio, Monte Alto comenzó su día grande de las fiestas con mucho ritmo y energía. Los aficionados del Club San Amaro acudieron por segundo año a este torneo choqueiro, que aúna dos tradiciones, carnaval y petanca, con mucho arraigo en A Coruña. Aunque el mal tiempo causó bajas de última hora, los más fieles a este deporte no fallaron y compitieron con sus mejores atuendos. El disfraz era imprescindible para poder participar. «No hay ningún club que haga algo similar», señalaba Carlos, presidente del club.

La propia concejala de Fiestas, Diana Cabanas, reconocía tras visitar y tirar un par de bolas el gran empeño que se ha puesto en este evento: «Venir aquí disfrazados en martes de carnaval, a mí me parece de muy buen humor y fantástico. Por nuestra parte hemos tratado de darle visibilidad y vamos a seguir apoyando esta actividad para que crezca año a año», afirmó Cabanas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

San Amaro vive su particular sambódromo petanquero