Roban más de 600 contenedores en un solo año en las calles de la ciudad

Otros 1.635 fueron quemados o destruidos, y también desaparecieron 223 papeleras


A Coruña

Es el parte de la guerra contra el vandalismo del 2019. Del parque de 13.500 contenedores que hay en la ciudad, causaron baja 2.257. La mayoría, 1.618, sufrieron daños más allá de la capacidad para repararlos. Otros 17 fueron quemados. Los restantes 622 desaparecieron de las calles sin dejar rastro. En María Pita dan por hecho que la mayoría fueron robados.

La factura para las arcas municipales es de cientos de miles de euros. Los contenedores más abundantes en la ciudad son los de 800 litros, los de tapa amarilla, que cuestan 210 euros por unidad. El otro grupo más común es el de los depósitos de 240 litros, los verdes, que salen a 50,91 euros cada uno. Es decir, si las pérdidas se repartiesen a partes iguales entre ambos modelos, el coste para el Ayuntamiento rozaría los 300.000 euros en un año.

Pero esa cifra se queda muy lejos de la real. Otros 7.659 depósitos tuvieron que ser reparados. El Ayuntamiento también pagó la eliminación de pintadas en 1.145 más. Por no hablar de que hubo que hacer 175.526 actuaciones de lavado de contenedores. En muchos casos porque se depositan residuos de manera incorrecta.

Pero no solo se extravían o se destrozan depósitos. En el 2019 también desaparecieron y tuvieron que ser repuestas 91 sujeciones metálicas usadas para mantenerlos en su sitio. Cada una de ellas oscila entre los 230 y los 255 euros. Otras 281 fueron reparadas.

También las papeleras tienen un parte de guerra destacado. En la ciudad hay 5.900 unidades. Solo en el 2019, diez fueron quemadas, 119 destrozadas y 94 más desaparecieron. Cada una de ellas cuesta 29,92 euros. Es decir, el Ayuntamiento tuvo que gastar 6.672 euros en reponer papeleras.

Esa cantidad no incluye el coste de las 1.113 que debieron ser reparadas, ni las 8.535 actuaciones de limpieza precisas para evitar que desprendan malos olores.

Nuevos modelos a la vista

Las cifras de los daños en el equipamiento de limpieza, y su importante factura para las arcas municipales, se conocen unos días después de que el Ayuntamiento haya suscrito el nuevo contrato de contenerización, en el que está previsto invertir 2,73 millones de euros anuales. El servicio, que incluye la limpieza y mantenimiento de los contenedores y papeleras, será desempeñado por la UTE Atlántica, de la que forman parte Valoriza Servizos Medioambientais, Sulo Ibérica y Arias Infraestruturas.

La renovación del contrato, que estaba pendiente desde enero del 2017, se traducirá en una renovación del parque de depósitos y papeleras. El Ayuntamiento anunció la semana pasada que se sustituirán 12.000 contenedores.

El nuevo modelo estará fabricado con materiales reciclados, y será de color oscuro para facilitar en lo posible que tenga un aspecto presentable. El modelo de papeleras todavía no está decidido, pero todo indica que se utilizarán los mismos colores que en el caso de los depósitos.

La titular de Medio Ambiente, Esther Fontán, se mostró esperanzada de que la renovación del parque se traduzca en menos vandalismo, y ha señalado que se hará un esfuerzo para homogeneizar los modelos en toda la ciudad. La única excepción podría ser el casco histórico, donde ya ahora se utilizan papeleras de más valor estético. Su problema principal es su elevado coste, cada uno de esos pequeños depósitos metálicos vale 539,45 euros.

Son las terceras piezas más caras del actual parque de contenedores. Por encima solo están los depósitos iglú, utilizados para vidrio, que tienen un coste de 821 euros; y los contenedores subterráneos molok, que con los trabajos de instalación salen a 6.000 euros cada uno de ellos.

Un gestor retirará y reciclará cerca de 16.000 depósitos anticuados

La renovación de los servicios de limpieza, recogida de basuras y contenerización, iniciada con un importante retraso por el anterior gobierno, ha estado plagada de incidencias. Una de ellas se hizo pública a finales del año pasado, cuando se supo que el nuevo contrato de contenerización no incluía la retirada y reciclaje de los más de 16.000 depósitos que hay distribuidos por las calles de la ciudad. Fue el nuevo gobierno el que tuvo que buscar una solución que permita sacarlos de los espacios públicos. Fuentes de Medio Ambiente han confirmado que ya se ha alcanzado un acuerdo con un gestor autorizado que se encargará de su retirada y tratamiento. El Ayuntamiento no tendrá que pagar el servicio, sino que ingresará más de 30.000 euros por ellos. También se quedará con algunos en depósito para abordar grandes concentraciones o fiestas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Roban más de 600 contenedores en un solo año en las calles de la ciudad