Fantasía y color en los Cantones

Veintitrés comparsas y grupos desplegaron sus trajes y coreografías en el gran desfile del carnaval que concluyó en María PIta con la entrega de premios


A Coruña

Al carnaval coruñés no le hace falta mecha para encenderse, pero los 16° y el sol que lució ayer fue la gasolina para que el desfile de comparsas y carrozas por la ciudad brillase más que nunca.

Ya por la mañana se calentaron motores en la plaza de Lugo, donde hubo pasacalles, talleres infantiles y sorteo de tres laconadas. Los placeros animaron a sus clientes a realizar sus compras al ritmo de la comparsa Monte Alto a 100, mientras que otros se paraban a degustar orejas y filloas gratuitas dentro de las actividades organizadas en las Xornadas Lacónicas. Hubo quien se quedó por el entorno, lleno hasta los topes, para comer de pinchos. Y hubo quien se fue a casa para recolocarse la peluca y el disfraz antes de acudir al desfile.

Comenzó puntual, pasadas las 15.30 horas. En total participaron 23 grupos, tras dos bajas de última hora. Entre los más pequeños hicieron furor las comparsas del Rey León, de acrobacias aéreas, de los extraterrestres y de la sabana africana. «¡Mira, mira, qué cebra y qué león!», se oyó exclamar. Los Kilomberos de Monte Alto subieron los decibelios pasado el Obelisco, ya que este año la música estuvo parada hasta ese punto del recorrido en solidaridad con los niños que padecen hipersensibilidad acústica. También la comparsa Tarde, Mal y Arrastro del barrio de Los Rosales llenó de magia la ciudad con los personajes de Alicia y el país de las maravillas. También hubo cocineros marchosos, payasos de circo, habitantes de un sorprendente reino marino y demonios en moto que arrancaron aplausos a su paso por el recorrido.

En María Pita se conocieron los premios: Os Mismos de Sempre, en la categoría de comparsas y carrozas; Festarrachada, en originalidad; la Asociación cultural Tarde, Mal e Arrastro, en vestuario y coreografía, y Como Cabras, en originalidad.

Domingo de velatorio en el epicentro festivo

La rúa Santo Tomás se convertirá hoy en el epicentro del carnaval coruñés. Tras la resaca festiva del sábado, los más animados podrán retomar las celebraciones a la altura del número 28. Allí, en el Art Café, a partir de las 23.15 horas comenzará el velatorio de la sardina que mantiene la comparsa de Monte Alto a 100, vencedora del concurso de música y letras de este año. Les quedan tres noches hasta el cortejo fúnebre que conducirá al entierro anual en aguas de San Amaro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fantasía y color en los Cantones