La sombra que marca las horas

Catalogan 600 relojes de sol en la provincia, entre ellos uno en el castillo de San Antón que solo se podía ver desde una ventana


A Coruña

Sin sol callo. Hablo en silencio. Nada sin el sol. Son las leyendas que figuran en tres de los cientos de relojes de sol que hay en la provincia de A Coruña. ¿Cómo es posible tal proliferación en un territorio escaso de días soleados?. Una de las razones está en el granito, el material más utilizado para la construcción de estos relojes que se encuentran sobre todo en iglesias y hórreos. La ubicación en estos últimos lugares «puede tener una explicación de carácter práctico. Son varias las personas de edad avanzada que nos comentaron que se necesitaba saber la hora para administrar los riegos de agua a fincas, y pocos lugares tan cómodos y accesibles como los hórreos ?abundantes y próximos a las casas-vivienda? para informar a los vecinos de la hora solar para realizar estas tareas». Esto explican José Manuel Yáñez y Antonio J. Cañones en su libro Relojes de sol en el patrimonio construido. Civil, religioso, militar y etnográfico. Provincia de A Coruña (Diputación).

En este amplísimo volumen han catalogado 587 relojes de sol que hay en los 93 ayuntamientos de la provincia, con una ficha de cada uno de ellos y de las características del lugar en el que están. «De todos modos, desde que hemos acabado el libro nos ha llegado información de unos cuantos relojes así que ya son más de 600», destaca Yáñez. Agradece la colaboración, entre otras personas, «a Ana Chas por la cesión generosa de la información de su base de datos actualizada y de las fotos de su archivo».

El objetivo de la publicación es que no se pierda un patrimonio del que detallan sus autores: «En términos generales, el estado de conservación de las piezas es regular o malo: existen numerosos huecos y perforaciones, juntas abiertas por pérdida de mortero, pérdidas de masa rocosa, etc. Pero lo más preocupante es la existencia de fisuras y fracturas, así como la pérdida de relieves por la erosión». Ejemplo de ello es «un reloj magnífico que es único en la provincia y está en una situación de semi abandono, con signos evidentes de deterioro. Destaca por la forma de su gnomon [aguja] y por ser múltiple (vertical cuádruple)». Está en Miño y «el Ayuntamiento parece que está interesado en recuperarlo», comenta Yáñez.

 Vandalismo secular

Este libro, que se presenta el próximo jueves, a las 19.30 horas en la Diputación provincial, recoge 20 relojes de A Coruña, algunos tan visibles como el que está en el mojón del meridiano de la plaza de María Pita o el situado en los jardines de Méndez Núñez. Este último está en «una columna de gran interés meteorológico. Fue propuesta por el entonces alcalde coruñés Luis de Argudín y Bolívar», explican los autores. Esta columna pentagonal «integra termómetros de máxima y mínima, higrómetro, barómetro (el original fue adquirido en París), un reloj de sol y un globo terráqueo de zinc», dicen, antes de relatar algo que parece muy actual: «La columna, que el 16 de mayo de 1897 fue víctima del vandalismo y retirada del parque en 1966».

Desde una vivienda en el campo de Marte hasta el palacio de Capitanía, pasando por el IES de Elviña o sendos hórreos en Vío y Mesoiro cuentan con relojes de sol aunque a los autores del libro uno de los que les sorprendió es el que estaba en una pared interior del castillo de San Antón, con la numeración al revés, para ver la hora desde una ventana: «Parece que algunas líneas y casi toda la numeración ha sido regrabada. Marcaría de las 7 de la mañana a las 5 de la tarde con numeración arábiga».

También documentan algunos relojes de sol desaparecidos como el del antiguo gobierno militar o el de la Hípica.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La sombra que marca las horas