La cárcel de Teixeiro registra en un año 200 incidentes y 300 expedientes discuplinarios menos tras duplicar la incautación de droga

Los funcionarios pasaron de aprehender un kilo de hachís a dos y de 100 pastillas de éxtasis a 700


A Coruña

Pese a que en cualquier celda se puede encontrarse de todo y nada bueno, nunca fue fácil introducir droga, móviles o cualquier objeto prohibido en la cárcel. Pero ahora lo es mucho menos. Meter cualquier sustancia y burlar los controles se ha vuelto un serio problema para esa población reclusa que vive de la venta de droga en prisión o que, directamente, se la mete toda. Esto se debe únicamente «a la profesionalidad y buen hacer de los funcionarios, que trabajan duro para evitar que cualquier interno intente introducir cualquier tipo de sustancia».

Droga, como teléfonos móviles, hubo siempre en las cárceles. Generalmente, se cuelan a través de los vis a vis (un familiar, la novia, un marido se lo pasa al interno aprovechando la intimidad de la estancia...) o cuando el recluso regresa de un permiso con sus conductos orgánicos llenos. Pero desde hace un año, en el centro penitenciario de Teixeiro se han incrementado de tal manera los controles, que se duplicaron las incautaciones respecto al mejor año de los 21 que tiene de vida este centro penitenciario. 

Si en el 2018 los funcionarios aprehendieron 100 pastillas de éxtasis, en 2019 fueron 700. De un kilo de hachís se pasó a dos. Y de 15 gramos de cocaína, a 50. 

Pero eso no es lo mejor. Lo que más enorgullece a funcionarios y responsables de Instituciones Penitencias, dicen, es que esa importante reducción de droga dentro de la prisión supuso un «importantísimo» descenso de incidentes. En el último año, a medida que se iban incautando más sustancias, bajaba la criminalidad dentro. Hasta el punto de que se han registrado 700 actuaciones menos. Así, hubo 200 incidentes y 300 expedientes disciplinarios menos. Incluso, según fuentes de Instituciones Penitencias, hubo menos agresiones a funcionarios, extremo que las asociaciones de trabajadores de prisiones no están nada de acuerdo. No ya por el número de ataques que sufren, sino por la falta de personal y de material protector, así como la respuesta judicial que tienen esas agresiones, según la asociación Tu abandonó me puede matar. 

Cómo meten objetos y sustancias prohibidas en las prisiones?

Desde que en los años setenta y ochenta llovieron pelotazos de tenis sobre los patios de las prisiones que salían vacías y entraban, al rebote, rellenas de drogas, las cosas han cambiado. La capacidad (e imaginación) de los reclusos no tiene freno. En noviembre del año pasado, sin ir más lejos, los funcionarios de Valdemoro vieron atónitos como un dron era utilizado para meter droga. 

Para introducir los dispositivos móviles en los centros penitenciarios, los esconden en sus cavidades corporales; al estilo de las mulas que transportan la droga de un país a otro. Se someten a un cacheo previo con ciertos límites como para no detectar los móviles y pasan por un arco metálico donde, ante un pitido, activan una serie de argumentos imposibles de contrarrestar. Culpar al aro del sujetador o a un piercing en las zonas más íntimas del cuerpo son las excusas con las que han topado los funcionarios de prisiones en varias ocasiones.

La presencia de escáneres en las Cárceles, como en la de Teixeiro, posibilitó numerosas intervenciones.

Instituciones Penitenciarias, aparte de incrementar programas de desintoxicación, lanzó hace unos meses una campaña disuasoria. Han colgado carteles en la zona de visitas con la foto de un cadáver y estás palabras: «si pasas droga en prisión, tu próxima visita podría ser al cementerio».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cárcel de Teixeiro registra en un año 200 incidentes y 300 expedientes discuplinarios menos tras duplicar la incautación de droga