El respaldo de Inés Rey allana el camino para rebautizar el Ofimático como Xuxán

Urbanismo ya solicitó a la alcaldía el informe toponímico hecho por la Real Academia Galega para nombrar las nuevas calles


a coruña / la voz

Urbanismo solicitó ayer a la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, el informe de la Real Academia Galega del que saldrán los nombres de las calles del Ofimático y, según confirmaron fuentes municipales, de la nueva denominación del barrio. En el trabajo académico, enviado a María Pita en septiembre del 2019, el filólogo Iván Méndez documenta medio centenar de topónimos en el territorio ocupado por el polígono y recuerda a la Administración el mandato legal de preservarlos. El técnico del seminario de Onomástica compila toponimia mayor y menor, y señala unos pocos nombres de entidades de población entre los que descolla Xuxán, una denominación única en Galicia, de posible origen medieval, que durante siglos designó un lugar habitado (hasta el 2012) y hoy «tiene todos los boletos», dicen en María Pita, para rebautizar el barrio.

«La alcaldesa está absolutamente de acuerdo. Ya no es que le guste más o menos, o que le suene mejor o peor -indican fuentes del equipo de gobierno-. Es una cuestión de memoria de la ciudad, hay una voluntad firme de recuperar la toponimia histórica, y el respaldo al informe de la RAG es total».

Cuánto tiempo tardará en hacerse efectivo el cambio es incierto, pero los plazos no deberían dilatarse si el gobierno socialista quiere agilizar las licencias de primera ocupación que siguen esperando más de un centenar de cooperativistas. En una calle sin nombre no hay alta posible y a resolver este último trámite se encomienda Urbanismo al solicitar a la alcaldía el informe de la RAG.

Una vez elegidos, los topónimos propuestos habrán de pasar por la Comisión de Honras e Distincións y ser ratificados por el pleno, como se hizo en el anterior mandato con las calles José Lesta Meis, Luisa Villalta, Milagros Rey Hombre, As Fresas de Eirís y As Cernadas, todas ellas en el Ofimático y solo una, la última, nacida de la toponimia tradicional.

Xuxán podría nombrar «una vía principal» y, tomando la parte por el todo, el barrio entero, advierten desde María Pita, y aluden a los casos similares de Monte Alto, Os Mallos, Sagrada Familia o A Sardiñeira.

La denominación de los barrios adolece de un vacío normativo, ya que ni son entidades de población, en cuyo caso serían de competencia autonómica, ni son vías urbanas, de competencia municipal (y si lo son, no todos están de acuerdo). Por eso no existe un catálogo oficial de barrios. «A forma en que se fixaron os nomes foi moi diversa -explica Iván Méndez-. Na maior parte dos casos colleu o dunha entidade xa existente con anterioridade (A Agra, O Ventorrillo, Os Castros, O Castrillón, Monelos, Eirís, Labañou, Riazor), outros foron fixados polas autoridades a través das planificacións (Cidade Xardín, Barrio das Flores, Polígono de Elviña, Novo Mesoiro), outros xurdiron de forma espontánea, como Os Mariñeiros, e outros, porque así quixeron os promotores das obras principais, como pasou en Los Rosales, Breogán ou Valaire», detalla el filólogo. Alternativas hay.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El respaldo de Inés Rey allana el camino para rebautizar el Ofimático como Xuxán