«Mucho mejor sin coches, por fin podrán estar los niños en la calle»

Eduardo Eiroa Millares
Eduardo Eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Cristina Fernández, en Casa Cuba, desde donde se ven las obras en Puga y Parga
Cristina Fernández, en Casa Cuba, desde donde se ven las obras en Puga y Parga MARCOS MÍGUEZ

Las peatonalizaciones despiertan filias y fobias en Cuatro Caminos y Os Mallos

21 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La ronda peatonal que cruzará de lado a lado la ciudad -3,5 kilómetros entre el parque de San Diego y el Observatorio- ya está en macha. Irá por tramos, cosiendo en una sola línea las vías sin coches ya existentes -A Gaiteira, Ángel Senra y la calle Barcelona-, y el primero de ellos, Puga y Parga, en Cuatro Caminos, ya está en obras para transformarse un lugar sin coches.

«Pues yo no estoy de acuerdo, para mí diciembre fue un mes muy malo», cuenta María Otero, al frente de una tienda de ropa en la esquina de Puga y Parga con Cuatro Caminos. Se refiere al corte al tráfico de Alcalde Marchesi durante las Navidades. A muchos les gustó, a ella no, y lo cuenta visiblemente enfadada. Un poco más arriba, en Casa Cuba, ven la novedad de otro modo. «Este trocito -cuenta Cristina Fernández sobre el tramo en obras- me parece bien que lo peatonalicen, el resto ya no lo tengo tan claro, porque aquí no hay sitio para aparcar». Con ella está Nieves Espasandín, bastante más crítica. «A ver si limpian la maleza, que está todo lleno de suciedad y se come los árboles», solicita sobre el parque infantil cercano.

Cruzamos Alfonso Molina y llegamos a Mariscal Pardo de Cela. De nuevo, disparidad de opiniones. «Pues me parece muy mal porque nos quitan sitio y porque aquí está uno de los aparcamientos más caros de la ciudad», cuenta la propietaria de un negocio en esa vía que prefiere que no se publique su nombre y que considera que bastaría con adecentar las aceras que, se nota, llevan años sin atenciones.