Detenidos los ladrones de Fernando Macías, que tenían más de 30 arrestos previos

Los comerciantes se muestran más tranquilos tras la actuación de la Policía Nacional, aunque indican que siguen sin puntos de luz en la calle


A Coruña

Buenas noticias en la lucha contra la oleada de robos en Fernando Macías. La Policía Nacional ha detenido a dos de los presuntos ladrones que actuaron en el hurto de la cafetería Fika el pasado 5 de enero. Se trata de un hombre, de 49 años de edad, con 30 detenciones en su historial delictivo, y otro varón, de 53 años, con más de 45 arrestos previos, en su mayor parte por robos con fuerza. «Eran personas peligrosas, al parecer asaltaron más de una veintena de locales», comentó Emilio Ron, víctima de varios robos en su establecimiento.

Esa madrugada, los presuntos autores destrozaron la puerta de cristal del local hostelero y se apoderaron de la caja registradora, con cerca de 675 euros en su interior. Además, en ese período de tiempo, se apropiaron de un turismo que estaba estacionado en las inmediaciones del Parque Santa Margarita al fracturar uno de los cristales del vehículo. Cuando la víctima detectó el robo e interpuso la denuncia, comunicó a los agentes que los delincuentes se habían apropiado diversos efectos personales que se encontraban en el maletero del vehículo. Algunos de ellos eran juguetes que el dueño tenía preparados para entregar como regalos a sus hijos.

Iniciada la investigación de ambos robos se concluyó que los responsables de estos hurtos eran las mismas personas y se procedió a su identificación y localización. El 10 de enero lograron detener al hombre de 49 años de edad, mientras que el segundo fue arrestado al día siguiente. Ambos fueron trasladados a dependencias policiales y se confeccionaron las oportunas diligencias por la presunta comisión de dos delitos de robo con fuerza. Una vez finalizadas las mismas, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que decretó el ingreso en prisión provisional de ambos.

Los comerciantes vuelven a respirar

La crispación que llegó a imperar entre los comerciantes y residentes de la calle Fernando Macías era más que palpable. La situación tampoco era sencilla, ya que en la zona se llegaron a registrar numerosos asaltos en un intervalo muy breve de tiempo. Ahora, con estas detenciones, la calma y la tranquilidad regresan acompañadas de agradecimientos.

«Parece que nunca se agradece a la Policía todo lo que hacen. A pesar de que son pocos efectivos han conseguido hacer una gran labor»

Emilio Ron, una de las víctimas por la oleada de robos llamó personalmente a la Policía Nacional «en nombre de los empresarios y vecinos para felicitarles por el gran trabajo que han realizado y por la rapidez con la que encontraron a los presuntos ladrones». Añade que es importante este tipo de acciones, porque «parece que nunca se agradece a la Policía todo lo que hacen. A pesar de que son pocos efectivos han conseguido hacer una gran labor».

De hecho, este jueves recibió la llamada de uno de los agentes para «comunicar que apareció una de las cajas registradoras sustraídas en un campo cerca de Calvo Sotelo», comunicó Ron. 

Siguen sin puntos de luz

No obstante, los comerciantes lamentan que el gobierno local aún no haya podido incrementar los puntos de luz en la calle. «Es algo que necesitamos para sentirnos más seguros y que seguiremos reclamando al Ayuntamiento», indicaron los empresarios.

Otro de los aspectos en los que insisten que hay que incidir para que no se repitan este incremento de la delincuencia en el centro de la ciudad es «una mayor colaboración entre las dotaciones de la Policía Nacional y la Policía Local». Argumentan que el trabajo mutuo podría agilizar muchos casos similares y servir como medida de prevención.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Detenidos los ladrones de Fernando Macías, que tenían más de 30 arrestos previos