El taxista acusado de pegar a un menor por hacer un «simpa» asegura que el agredido fue él

Mientras la acusación particular pide para él 4 años, la Fiscalía duda de la versión de la víctima

taxi, taxistas, paradas

a coruña / la voz

La acusación particular que defiende los intereses de un menor que en el Año Nuevo del 2017 cogió un taxi junto a su hermano y un amigo y huyeron sin pagar acusa al conductor de agredirlo y por ello pide que se castigue al profesional con 4 años de cárcel. El adolescente tiene una discapacidad. Una cojera, en concreto. El letrado, Rubén Veiga, del despacho Xeito Abogados, asegura que el taxista le dio alcance debido a los problemas de movilidad del menor, para golpearlo con un objeto que tenía en el interior del vehículo.

Esta versión no concuerda con la del conductor. Ni con la Fiscalía, que aunque reconoce que hubo un golpe, entiende que los hechos se produjeron de diferente forma a la planteada por la acusación particular.

El taxista declaró en su día que jamás golpeó al menor. Que tuvo un enfrentamiento, eso sí, pero sin llegar a utilizar barra alguna para agredir a nadie. Y si en algún momento alguien resultó herido fue porque se limitó a defenderse de las arremetidas de los tres que había llevado en su coche y que, al dejarlos en el lugar, echaron a correr sin abonarle ni un céntimo.

Los hechos sucedieron en la madrugada del 1 de enero del 2017. Sobre las 4 de la madrugada, dos jóvenes y un menor con discapacidad (padece una cojera) salieron de la discoteca Playa Club y allí tomaron un taxi. Pidieron al conductor que los llevase a una calle de los Mallos. Al llegar al lugar, los jóvenes echaron a correr sin abonar la carrera. Pero no el menor, que debido a sus problemas de movilidad fue alcanzado a los pocos metros por el taxista, siempre según la acusación particular ejercida por Rubén Veiga.

Gritos de ayuda

El chico gritó pidiendo ayuda a sus acompañantes, que regresaron al lugar para ayudar al menor, que, antes de eso «intentó tranquilizar al conductor diciéndole que era una broma» y que le pagaría la carrera, pero para ello tenía que soltarlo para poder sacar el dinero del bolsillo, según la. En ese momento, el conductor, supuestamente, cogió una barra metálica del interior del coche y, «con intención de golpearlo en la cabeza», dice el escrito de la acusación, arremetió contra la víctima. Esta puso un brazo por delante para defenderse, recibiendo el impacto en la extremidad.

Exculpado

Esto último no lo tiene nada claro la Fiscalía, que rebaja sensiblemente la solicitud de pena al taxista, al que exculpa de un delito de lesión grave, tal y como sostiene el abogado del menor.

En cuanto la defensa del taxista, también actúa como acusación contra los jóvenes. En primer lugar, asegura que en aquel suceso no había ningún menor, sino una tercera persona a la que no se pudo identificar. El abogado del conductor, en su escrito, asegura que la presencia de un adolescente con discapacidad nunca existió. Luego les imputa un delito de lesiones, otro de maltrato y un tercero de hurto en grado de tentativa.

Porque según la versión del taxista, con muchos años de profesión, mientras uno intentaba robarle el cajetín del dinero, los otros dos comenzaron a golpearlo hasta que llegó la policía. Dos de ellos, al escuchar las sirenas, huyeron. El tercero no pudo.

El conductor sostiene que, además, le intentaron robar y lo golpearon.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El taxista acusado de pegar a un menor por hacer un «simpa» asegura que el agredido fue él