Beatriz Mato deja María Pita y la política

Martín Fernández Prado recogerá su acta y Roberto Rodríguez asumirá la dirección temporal del grupo


A Coruña

Beatriz Mato deja la actividad política. «Me voy sin pedir nada, como llegué, para trabajar de ingeniero industrial donde quieran a una chica curranta», dijo en su despedida la excandidata a la alcaldía por el PP a los miembros del comité ejecutivo local, al que asistieron de forma extraordinaria el secretario general de los populares gallegos, Miguel Tellado, el presidente provincial del partido, Diego Calvo, y la familia directa de la exconselleira.

Mato llevaba su discurso escrito, pero no pudo evitar emocionarse al mencionar a su familia y a sus colaboradores más cercanos. Explicó su decisión por motivos personales, tras 17 años dedicada a la actividad política, dijo estar «en deuda con mi marido y familia, no les quiero pedir más ni por A Coruña ni por Galicia», y añadió que quiere retomar su vida y su carrera profesional.

El relevo en María Pita

Mato dejará todos los cargos que tenía, aunque subrayó que continuará militando en el PP, del que forma parte, recordó, desde hace 25 años. Renunciará al acta de concejala en María Pita, y por tanto a la portavocía del grupo municipal. También dejará la presidencia de la agrupación local. En el pleno de A Coruña será sustituida por Martín Fernández Prado, que fue edil de Urbanismo entre el 2011 y el 2015, durante la alcaldía de Carlos Negreira. Además, en el Parlamento gallego será sustituida por Ana Vidal, concejala popular en Noia.

Beatriz Mato nació en Baracaldo en 1965. Antes de entrar en política trabajó 14 años en el sector privado, en empresas como IBM. En su discurso insistió en que «la política debe ser algo transitorio. A la política se viene a currar y a aportar, no a hacer de ella un medio de vida. Es esencial que antes de entrar en política se tenga una experiencia laboral, una profesión».

En el 2002 fue nombrada delegada de Pesca de la Xunta en A Coruña, puesto desde el que enfrentó la catástrofe del Prestige, como recordó: «Viví y vivimos años muy duros (...) Fue muy difícil y más en el sector de la pesca». En el 2005 fue elegida parlamentaria, y revalidó el acta en las tres elecciones posteriores.

En el 2009, tras su primera victoria en las elecciones gallegas, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo la designó conselleira de Traballo e Benestar. En el 2015 pasó a Medio Ambiente e Ordenación do Territorio.

Dio el salto a la política local, la «política en mayúsculas» dijo en su despedida, en abril del 2017, cuando fue elegida presidenta del PP de A Coruña con el respaldo de la dirección gallega y el aval de Núñez Feijoo.

La campaña por la alcaldía

Su candidatura a la alcaldía se daba por hecha, pero Mato no pudo ser proclamada hasta septiembre del 2018, cuando el presidente de la Xunta reorganizó su Ejecutivo y dejó la consellería.

Pero las elecciones municipales se celebraron en mayo, y la falta de tiempo dificultó su precampaña. A pesar de ello, el PP se mantuvo como primera fuerza con 37.390 votos, el mejor resultado de los populares en A Coruña en los tres comicios celebrados este año. Pero con nueve concejales y amplia mayoría de los partidos de izquierdas, Mato no tenía posibilidad de gobernar en solitario. Planteó a la socialista Inés Rey la formación de un gobierno de «gran coalición» con el fin de sacar a la ciudad de la «parálisis» del ejecutivo de la Marea Atlántica, pero Rey rechazó la propuesta en favor de alianzas con ese partido y el BNG.

La excandidata insistió en su «orgullo» por haber servido a los coruñeses y se mostró satisfecha de su campaña electoral: «Nos hemos presentado con un proyecto compartido que es muy bueno porque la alcaldesa de hoy [Inés Rey] lo está fusilando».

La reorganización del partido

La marcha de Mato supone que el PP debe elegir a su cuarto líder en menos de cuatro años. El exalcalde Carlos Negreira dejó la política en enero del 2016. Dio paso a Rosa Gallego, que fue portavoz desde entonces hasta las elecciones de mayo de este año y sonaba como posible candidata, aunque su partido optó por Mato. Gallego sigue en el Ayuntamiento y es portavoz de los populares en la Diputación. Se la puede situar entre las posibles herederas de Mato, igual que a Martín Fernández, dada su experiencia municipal y buena relación con los distintos estamentos del partido. Otra posibilidad es que se repita el escenario del 2016, el nuevo portavoz en el pleno será el edil y viceportavoz Roberto Rodríguez, ex director de Augas de Galicia, que es el número dos de la exconselleira como Rosa Gallego lo era entonces de Carlos Negreira.

De hecho, está previsto que Rodríguez se haga cargo de la dirección del grupo municipal por el momento, mientras que la agrupación local estará dirigida por una gestora que, salvo sorpresa, estará presidida por Gonzalo Trenor, actual secretario general del PP coruñés.

También en A Coruña

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Beatriz Mato deja María Pita y la política