El armador prepara la operación para extraer 105 toneladas de fuel del Blue Star

El Gobierno advierte de la complejidad de la operación y mantiene activo su dispositivo de salvamento


A Coruña

La extracción de las 105 toneladas de combustible, 45 de fuel y 60 de gasoil, que guardan las entrañas del Blue Star, el quimiquero que el viernes embarrancó en la ría de Ares, empezarán hoy (martes) «si es posible». Así lo anunció el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, que ayer informó del plan que ha puesto en marcha la empresa holandesa Smit Salvage, contratada por el armador para rescatar el buque.

Losada, acompañado por la secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, María José Rallo, y el director de Sasemar, José Luis García, subrayó que la prioridad del Gobierno es evitar daños personales y medioambientales. Por eso se ha dado prioridad a sacar el combustible antes de intentar reflotar el quimiquero de 129 metros otra vez. Durante el fin de semana se intentó esa maniobra en dos ocasiones, pero no hubo un tercer intento ante el riesgo de que sufriese daños de consideración

Los tres responsables estatales se reunieron en la torre de control del Puerto de A Coruña con representantes del armador y de la empresa de rescate, que planea sacar el fuel del Blue Star con mangueras conectadas a camiones cisterna situados en la costa.

La operación, señaló Losada, será «compleja», a causa de las malas condiciones climatológicas y a la difícil ubicación del navío. Pero el delegado del Gobierno insistió en mandar un mensaje de tranquilidad, «porque se están haciendo las cosas acorde a lo que dicen los técnicos».

 

BUQUE BLUE STAR EMBARRANCADO EN LA ENTRADA DE LA RIA DE ARES
BUQUE BLUE STAR EMBARRANCADO EN LA ENTRADA DE LA RIA DE ARES

Pese a ello, Losada insistió en que el Gobierno mantiene «en alerta» los planes de contingencia nacional y de los puertos de A Coruña y Ferrol. Además, señaló que los medios de emergencia del Estado, entre los que se encuentran los navíos Don Inda, María Pita y Salvamar Betelgeuse, seguirán desplegados en la zona.

Smit Salvage, según explicó el delegado del Gobierno, empezó ayer a hacer acopio de materiales para iniciar hoy la extracción del combustible. Durante la tarde, la empresa, que participó en el remolque del Prestige e intervino en el desastre del Costa Concordia, concretó por escrito, como le había reclamado la secretaria general de Transportes, su plan para extraer el fuel, que según fuentes del Gobierno cumple con las condiciones que se habían acordado en la reunión.

La compañía holandesa, explicó Losada, está trasladando medios desde Róterdam para participar en las operaciones de rescate, además de haber recabado el apoyo de otra empresa española.

Además la compañía también revisó la situación del navío con submarinistas. El propio Losada señaló que el navío está siendo «chequeado continuamente», y añadió que su estado no ha cambiado durante las últimas horas.

Salvamento Marítimo también ha confirmado que no se ha detectado contaminación y que los tanques de combustible del quimiquero están en buen estado.

La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, recalcó que no se ha producido ningún vertido, y se mostró esperanzada de que las más de cien toneladas de combustible, que «non son un bo augurio» para la ría de Ares, puedan ser recuperadas sin que se produzca ningún incidente. La conselleira señaló además que está a la espera de una reunión con los responsables de Fomento «para unha mellor coordinación» de las operaciones.

Ante la ya mencionada complejidad de la maniobra de extracción, «del barco a tierra, el bombeo con mangueras y camiones cisterna», el delegado del Gobierno prefirió no adelantar a qué hora podrían empezar hoy los trabajos sobre el terreno. Tampoco se aventuró a afirmar cuándo podrían terminar, ni cuándo se ejecutará el reflotamiento del barco, si esa maniobra es posible. Pese a ello manifestó su esperanza de que «en pocos días esto estará resuelto, pero son tiempos que los marcan la técnica, la seguridad y las condiciones meteorológicas».

La tripulación sigue en el quimiquero y participará en las maniobras de rescate

Los 16 tripulantes del Blue Star, procedentes en su mayoría de Ucrania, Birmania y la India, continúan en el barco y apoyarán las operaciones para extraer el combustible y rescatar el quimiquero.

El delegado del Gobierno, Javier Losada, señaló que, dado su conocimiento del navío, la participación de los tripulantes será clave para el desarrollo de los trabajos de rescate.

Losada añadió que están en «buen estado» de salud y por el momento no se ha solicitado la evacuación de ninguno de ellos, aunque los medios desplegados por Salvamento Marítimo permitirían hacerlo casi de inmediato si fuera necesario.

Un cordón de la Guardia Civil

Aunque la empresa contratada por el armador, Smit Salvage, se encargará de las labores de extracción del combustible y del reflotamiento del buque, Losada señaló que los medios estatales podrían colaborar en distintas tareas, como el traslado de personal al buque.

Además, señaló el delegado del Gobierno, está previsto que la Guardia Civil implante un perímetro de seguridad alrededor del barco cuando comiencen las tareas para sacar las 105 toneladas de fuel. Esa tarea es inevitable dada la gran expectación que ha causado el embarrancamiento del buque, que se ha traducido en la presencia de cientos de curiosos en la zona durante este fin de semana. El propio alcalde de Ares, Julio Iglesias (PSOE), se mostró ayer comprensivo con la presencia de esos visitantes.

El regidor señaló además que el punto de la ría en el que ha embarrancado el quimiquero es «el peor», ya que recibe el oleaje por el costado y a causa de ello se ha «enclavado más» en esa ubicación.

El BNG y En Marea cargan contra el Estado «por non tomar nota do Prestige»

El Blue Star también ha encallado en el Parlamento, donde dos fuerzas políticas han hecho valoraciones del incidente. En Marea ha reclamado que la armadora del barco sufrague el coste del operativo de rescate y que se lleve a cabo una investigación del siniestro, mientras que el BNG ha ido más allá al reclamar las competencias en Salvamento Marítimo, al constatar que las costas gallegas siguen «desprotexidas» 17 años después de la tragedia del Prestige.

«Non tomaron nota», denunció Ana Pontón, quien habla de «falta de dilixencia e incompetencia» en la gestión del rescate por no haberle pedido a la armadora que se iniciase desde el primer momento la retirada del combustible y la utilización de barreras anticontaminación Con todo, Luís Villares reconoció que los riesgos son menores por tratarse de un buque de doble casco. La dirigente del Bloque considera un error que decisiones que afectan a la seguridad marítima se sigan tomando en Madrid y denunció la privatización de recursos de salvamento.

Dos noches de expectación junto al Blue Star: «De aí hoxe xa non sae»

ramón loureiro
;
Las últimas intentonas por desencallar el Blue Star en Ares Ante las dificultades para completar la maniobra, la empresa que remolcó al Prestige, la holandesa Smit, se encargará de desencallar al quimiquero.

Desde la ría de Ares, un punto clave para que fondeen los mercantes, decenas de personas siguieron de madrugada los intentos por desencallar el quimiquero. Fueron un fiasco

Lo peor siempre es la noche, que hace que todo se complique. La oscuridad te obliga a tomar conciencia de que la fuerza de la naturaleza, que en los temporales del Atlántico suele mostrar toda su ira, puede hacer lo que quiera con el acero de un navío. Sobre todo cuando ese navío acaba por embarrancar, quedando completamente indefenso, en una zona de rocas. Por eso la madrugada del sábado, en la que se temió que pudiera producirse de nuevo, en las costas de Galicia, una catástrofe terrible, fue la peor. Porque quienes la vivieron de cerca no olvidarán lo que supuso ver, desde lo alto de los acantilados aresanos -a los que llegar bajo la luz del día es un paseo, pero a los que no es del todo fácil acceder de madrugada por caminos sin luz que la tormenta hace aún más difíciles-, al Blue Star embarrancado de proa, con el oleaje golpeando sus costados -sobre todo el de babor- y con su tripulación yendo por cubierta de un lado a otro, sin parar, encallada en su propio buque.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El armador prepara la operación para extraer 105 toneladas de fuel del Blue Star