Tres cuidadores para una quincena de niños en Ponte dos Brozos: «Enzo se escapó y casi lo pilla un coche»

Los padres de un colegio de Arteixo reclaman a la Xunta más personal para atender a los pequeños con necesidades educativas especiales


arteixo / la voz

«No hace falta ser matemático, las cuentas no dan», arranca Queti Iglesias. Su hijo, Óliver, tiene cinco años, un retraso madurativo consecuencia de un síndrome de duplicación de un cromosoma y fue operado del corazón. Con todo, «no es el caso más grave» en el CEIP Ponte dos Brozos. Los padres estiman que son al menos una quincena de pequeños los que requieren asistencia. «Cuatro de ellos durante todas las horas lectivas y solo hay tres cuidadores», añade Queti.

Sandra, con síndrome de Down y una traqueotomía, depende de una maleta de oxígeno para respirar. «Debería tener un cuidador exclusivo y solo lo tiene unas horas. A la profesora, es normal, le da miedo lo que le pueda pasar cuando no la acompaña», cuenta Carolina, su madre.

El año pasado tenía un cuidador para él, este año se lo quitaron porque entraron más alumnos

Situación parecida vive Dylan. Está diagnosticado de un TEA (síndrome de espectro autista) y tiene dificultades psicomotrices para moverse. Su dependencia es de grado dos. «El año pasado tenía un cuidador para él, este año se lo quitaron porque entraron más alumnos. Estoy intranquila cuando lo dejo en la escuela, pero quiero que tenga las mismas oportunidades. Esa es la igualdad a la que tanto se apela», defiende Nely, su madre.

«El año pasado Enzo se escapó y casi lo pilla un coche. Él no habla ni puede ir al baño, hay que vigilarlo cuando merienda. Tiene una dependencia de grado tres, la máxima», remarca otra madre, Olalla. «Nos preocupa este año y pensamos en el próximo», añade Marta Pose, la madre de Xabi, con silla adaptada. «En los concertados no te los quieren, te descartan cuando haces la entrevista», denuncia Olalla.

«Necesidades cubiertas»

A pesar de sus reclamaciones, que también se extienden a más logopedas (AL) y pedagogos terapéuticos (PT), la Consellería de Educación remarca que, tras «un estudo das necesidades cos dous orientadores do centro, a dirección e a Inspección Educativa, a conclusión foi que si se precisaba un AL máis pero que o número de coidadores existentes é suficiente. As necesidades específicas de atención educativa están cubertas no colexio».

En los concertados no te los quieren, te descartan cuando haces la entrevista

Una visión que no comparten estas madres y madres. Los de Leo, Nico o Ander, «a todos ellos hay que sumar los niños que aún quedan por evaluar», comenta Nely. «Este centro asume la escolarización de niños que no pueden entrar en cualquiera de los colegios de los alrededores. Con cerca de 1.200 alumnos, los que tienen necesidades especiales suponen menos del 1 %», argumenta Queti, que insiste: «Nuestra crítica no es al Ponte dos Brozos, una escuela pública de referencia, sino a la falta de recursos». Asunto que está en manos de la Xunta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tres cuidadores para una quincena de niños en Ponte dos Brozos: «Enzo se escapó y casi lo pilla un coche»