El mar devuelve, ocho años después, la placa de uno de los héroes del Orzán

La cartera con el carné de Javier López se expondrá en el museo de la Policía Nacional en Lonzas


A Coruña

El pasado domingo una mujer paseaba a su perro por la playa de Riazor, azotada en los días anteriores por un fuerte temporal, cuando el can se lanzó a escarbar en la arena. Había encontrado una vieja cartera de cuero negro. Dentro de ella, una placa metálica de un Policía Nacional, algo deteriorada por la erosión del mar y el salitre, y un carné identificador de un agente. El documento estaba en perfecto estado y en él se podía ver la fotografía de un hombre y su nombre: Javier López.

Era uno de los héroes del Orzán, uno de los tres agentes de la policía que perdieron la vida tratando de rescatar del mar al estudiante eslovaco Tomas Velicky. Con Javier López, que hoy da nombre  a una calle, fallecieron Rodrigo Maseda y José Antonio Villamor, además del propio Velicky.

;
Aparecen en la playa la placa y el carné de uno de los héroes del Orzán Son las pertenencias de Javier López López

El hallazgo de la documentación, ocho años después y en el lugar en el que tuvo lugar la tragedia, lo anunciaron el delegado del Gobierno, Javier Losada, y el responsable de la Policía Nacional, José Luis Balseiro. Ambos comparecieron emocionados para exponer el hallazgo de una tragedia que en A Coruña no se olvida.

Este es el perfil del policía Javier López que se publicó aquel fatídico día en La Voz de Galicia:

En la madrugada del 27 de enero del 2012 el joven eslovaco Tomas Velicky se dio un baño en el Orzán. La fuerza del mar le impidió volver a la playa. Pese a que las condiciones del mar evidenciaban el riesgo, tres agentes de la Policía Nacional se lanzaron a por él. Los cuatro fallecieron, incapaces de regresar a la costa y sin que el dispositivo montado en tierra pudiera hacer nada por ellos.

El cuerpo de Javier López López sería rescatado horas después en el Orzán. Los de sus compañeros Rodrigo Maseda y José Antonio Villamor (de Burela y Friol, respectivamente) serían localizados una semana después.

Los otros dos policías fallecidos en aquella tragedia en el Orzán, José Antonio Villamor y Rodrigo Maseda, eran retratados así aquel día en La Voz:

El cuerpo de Velicky fue el último en aparecer, tres semanas después de su fallecimiento.

El suceso causó una honda consternación en una ciudad en la que hoy, en la Coraza del Orzán, se levante un monumento para honrar la memoria de los agentes, que perdieron la vida en acto de servicio. Todos los años se realiza allí, en el aniversario de su fallecimiento, una ofrenda floral.

La tragedia del 2012 y el dolor por la muerte de sus hijos unió al padre del Velicky y a los de los policías que fallecieron en su intento de salvarle la vida. El padre del joven en una entrevista con La Voz de Galicia, dos años después de la muerte, hablaba desde Eslovaquia del agradecimiento a quienes intentaron rescatarlo del mar enfurecido del Orzán.

Las olas tiñen de luto A Coruña

a coruña / la voz
Familiaresy amigos de los policías protagonizaron escenas de gran emotividad
Familiaresy amigos de los policías protagonizaron escenas de gran emotividad

En un gesto heroico, los agentes se lanzaron a rescatar a un estudiante que se había metido en el agua y fueron arrebatados por las olas.

El Orzán se tiñó ayer de luto. El mar se tragó a cuatro personas, tres de ellas todavía desaparecidas, antes del amanecer. La desgracia madrugó cuando, pasados unos minutos de las cinco, agentes de la Policía Nacional se lanzaron al agua para tratar de rescatar a un estudiante de Erasmus, Tomás Velicky, de 23 años y originario de Bratislava.

Según informó el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, el joven se encontraba en la playa junto a otro grupo de al menos cinco alumnos del programa internacional celebrando el final de los exámenes y la vuelta a sus países de parte de los universitarios. En un momento dado, y «para mojarse los pies», según Ulloa, Velicky se acercó al agua y un golpe de un mar ayer en alerta naranja lo engulló. Dos policías nacionales de paisano que se encontraban en la zona, José Antonio Villamor, de 34 y natural de Friol, y Rodrigo Maseda Lorenzo, de 35 y natural de Burela, se lanzaron al agua para tratar de socorrerlo. Otros dos agentes uniformados se sumaron al rescate. Uno de ellos fue socorrido por tres policías locales, pero Javier López López, de 38 años, nacido en A Fonsagrada y vecino de A Coruña, no. Su cadáver fue recuperado junto a las rocas del obelisco Millennium a las 8.45 horas por el dispositivo de búsqueda y salvamento más amplio de cuantos ha visto desplegar la costa coruñesa, que ayer buscó con denuedo a los tres desaparecidos incluso durante la noche.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
39 votos
Comentarios

El mar devuelve, ocho años después, la placa de uno de los héroes del Orzán