La Marea de A Coruña carga contra el Supremo y reclama la amnistía de los secesionistas

Afirman que las penas son «desproporcionadas» y reclaman que se reconozca el «dereito a decidir»


A Coruña

La Marea Atlántica de A Coruña quiere que el Gobierno impulse una «lei de amnistía para a posta en liberdade» de los condenados por el Tribunal Supremo en su sentencia sobre el «Procés». Además, el partido que gobernó A Coruña entre el 2015 y el 2019 reclama que el Ejecutivo abra un «proceso de diálogo» con el Gobierno catalán encaminado a buscar una «saída política e negociada» al conflicto territorial «sobre a base do dereito a decidir».

Esos son los dos puntos principales de una moción presentada por la Marea Atlántica, que se debatirá mañana en el pleno de A Coruña. En la argumentación de la propuesta, la Marea afirma que la sentencia del Tribunal Supremo impuso «penas desproporcionadas», y le acusa de asentar «unha perigosa doutrina xurisprudencial» que «ameaza con recortar dereitos básicos como o de manifestación e libre expresión».

El escrito señala además que la sentencia es «excesiva», al considerar que «non existiron feitos violentos constitutivos de rebelión no referendo celebrado e duramente reprimido o 1 de outubro de 2017». La Marea también considera que el dictamen del Supremo es «pouco garantista na súa tramitación, tanto polo exceso das medidas aplicadas como polo seu percorrido procesual».

No es la primera vez que la Marea se posiciona del lado de los secesionistas. El año pasado, el partido reclamó que se respetase el llamado «dereito a decidir». El exalcalde Xulio Ferreiro exigió una «solución política» al conflicto y su formación calificó de «presos políticos» a los altos cargos catalanes luego condenados por sedición.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

La Marea de A Coruña carga contra el Supremo y reclama la amnistía de los secesionistas