«La dieta atlántica no solamente es saludable, además es sostenible»

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Eduardo Pérez

Cristina Tejera analizó en el ciclo Mesas Saludables el ADN de «un estilo de vida»

24 oct 2019 . Actualizado a las 09:52 h.

La dieta atlántica centró ayer la primera sesión del ciclo Mesas Saludables en Afundación, un programa de divulgación organizado por Vegalsa-Eroski y La Voz de Galicia que se estrenó en A Coruña con la intervención de la endocrina del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol Cristina Tejera Pérez.

Contando con el apoyo de la Fundación Dieta Atlántica, y la colaboración de Cooperativas Lácteas Unidas, Conservas de Cabo de Peñas, Conservas A Rosaleira y Aceites Abril, la especialista desgranó ante el público el ADN de «algo más que lo que comemos y bebemos, la dieta atlántica es un estilo de vida», subrayó sobre la particular idiosincrasia de una fórmula propia de estar, e incluso de relacionarse, de los gallegos desde siempre, pero que no adoptó su corpus teórico y su identificativo nombre propio hasta la declaración de Baiona, en el 2006.

Su medición, aplicación y seguimiento fue objeto de exposición por parte de Tejera, que incidió no solo en la calidad de la materia prima de la cocina gallega, sino en el peso de los productos de proximidad, su conservación, las costumbres alimentarias, las preparaciones culinarias sencillas y hasta «el placer de reunirse en torno a la mesa», como los ingredientes básicos de esa forma de alimentarse que, además, es saludable.

Menos infartos

En estudios realizados, «se ha demostrado que cuanto mayor adherencia a la dieta atlántica, menor incidencia de infarto agudo de miocardio y de enfermedad cardiovascular», recalcó la endocrinóloga del Hospital Naval.

Además, los últimos datos recabados también confirman que las personas que se inician en un régimen alimenticio basado en los productos atlánticos «mejoran sus datos analíticos de glucemia, de colesterol, los valores de tensión arterial e incluso bajan de peso», apuntó sin desdeñar la relevancia de que la dieta se acompañe además con la práctica de actividad física de modo regular.

Frutas, verduras y pescado

La importancia de que la cesta de la compra incluya frutas, verduras y hortalizas de temporada y continuar siendo la comunidad en la que más pescado se consume fueron algunas de las recetas dadas por Cristina Tejera, que también salpicó la charla con los datos de la encuesta de hábitos alimenticios, en cuya actualización se está trabajando.

Según el informe de consumo del 2018, Galicia es la segunda autonomía de España en ingesta de pasta, arroz y patatas, la tercera en pan y cereales, la quinta en lácteos y la sexta en fruta fresca. A juicio de la especialista, tan importante como lo que llena el plato es, además, el hecho de los hábitos tan asentados en algunas familias gallegas como «recurrir siempre que se puede al consumo de productos frescos de temporada y de proximidad» y también la forma de preparación, conservando recetas culinarias sencillas.

Cristina Tejera también comentó al auditorio el trabajo de investigación que en la actualidad está llevando a cabo para tratar de medir con mayor exactitud la adherencia a la dieta atlántica, para lo cual su equipo está trabajando en el proceso de validación de un cuestionario que tratarán de realizar al menos a un millar de personas.