La bronca por el presupuesto de la Xunta agrieta el diálogo que Rey y Feijoo iniciaron en junio

El PP tacha de rabieta las críticas de PSOE, Marea y BNG. Lage exige más fondos pero llama a la cooperación


a Coruña / La Voz

Los puentes de diálogo tendidos entre el Ayuntamiento y la Xunta el pasado mes de julio, cuando la alcaldesa, Inés Rey, y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, se reunieron para reactivar proyectos pendientes, empiezan a agrietarse en medio de los ataques al presupuesto de la Xunta.

El PP de A Coruña tachó ayer de «rabieta fruto de la frustración» las críticas del PSOE y sus «dos socios preferentes», la Marea Atlántica y el BNG, a las cuentas. Los populares dicen que la inversión no es «exigua», como ha dicho el portavoz socialista, José Manuel Lage, ya que la Xunta invertirá 84 millones en A Coruña, un 8,6 % más que este año.

Los populares consideran que los tres partidos están frustrados tras sus derrotas electorales a manos de Feijoo, y porque la Xunta va a ser la única Administración con un presupuesto aprobado el próximo 1 de enero.

Además señalaron que las críticas para los proyectos de la Intermodal, el centro de salud de Santa Lucía o la ría de O Burgo son injustificadas. En el caso de la estación recordaron que es preciso redactar un nuevo proyecto después de que el anterior gobierno local de la Marea rechazase el que se había presentado.

En el caso de Santa Lucía, señalaron que no es posible incluir una partida específica porque el gobierno local «aún no cuenta con un proyecto definitivo». Reiteraron que, de haberlo, se extraerán los fondos de una partida general para centros de salud.

En el caso de la ría de O Burgo, los populares recordaron que la regeneración es una competencia del Gobierno central, y lamentaron que en cuatro meses «Inés Rey no haya dispuesto de tiempo para desbloquear ese asunto en Madrid y que se licite de una vez». Recordaron además que la Xunta ha destinado en los últimos años cien millones para completar la red de saneamiento.

El PSOE, prudente

El portavoz socialista, José Manuel Lage, en declaraciones a Radio Voz, insistió ayer en la apuesta del gobierno local por el diálogo institucional, pero exigió más compromiso a la Xunta. «Cooperación si, pero a vaquiña polo que vale», señaló. Las principales reclamaciones de su partido se dirigen a la escasez de fondos para la intermodal, en las cuentas figuran 360.000 euros aunque la obra superará los 26 millones, para obras en centros escolares o la falta de una partida específica para el centro de Santa Lucía.

Lage sin embargo, consciente del riesgo de voladura de los puentes tendidos en julio, evitó las críticas subidas de tono contra la Xunta. También marcó cierta distancia con el BNG y la Marea, al señalar que no es lo mismo estar en la oposición que gobernar la ciudad y que, aunque ahora el ambiente esté marcado por las generales de noviembre, el ejecutivo local tendrá que seguir sentándose con la Xunta durante casi cuatro años.

Pero el PSOE tendrá que conjugar esa prudencia con el momento más reivindicativo del Bloque y la Marea, que han convocado un pleno extraordinario para debatir las posibles alegaciones del Ayuntamiento contra los presupuestos de la Xunta. La maniobra cogió con el pie cambiado a los socialistas, con los que no se negoció la convocatoria.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La bronca por el presupuesto de la Xunta agrieta el diálogo que Rey y Feijoo iniciaron en junio