La Ciudad de la TIC se incluye en una partida de 8,3 millones que Industria podría elevar hasta 16

Sanidade dice que reserva 200.000 euros para Santa Lucía


A Coruña

Dos de los proyectos públicos previstos en A Coruña sobre los que más se ha debatido en los últimos años, aunque por motivos distintos, la Ciudad de las TIC y el centro de salud de Santa Lucía, no figuran con partidas específicas en los presupuestos de la Xunta para el 2020, pero el Ejecutivo autonómico subraya que se impulsarán mediante fondos procedentes de partidas genéricas.

La Ciudad de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) es una propuesta impulsada por la Universidade da Coruña y el clúster de empresas del sector. Su plan es utilizar los terrenos de la fábrica de armas, que durante los últimos años apenas ha registrado actividad industrial, para construir allí un parque empresarial dedicado a las nuevas tecnologías.

La propuesta cuenta con el respaldo del PSOE, que durante la campaña electoral de las municipales la convirtió en una de sus principales banderas. La Xunta ha garantizado su apoyo al proyecto, que cuenta también con el apoyo del Gobierno central.

El respaldo del Ejecutivo gallego se ha traducido en una partida de 8,3 millones de euros denominada «Infraestruturas colaborativas de uso compartido de apoio industrial». Se trata de una transferencia de capital a empresas privadas por parte del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), con el objetivo de mejorar el sistema productivo.

La cuantía total que se destinará a la Ciudad de las TIC dependerá del proyecto concreto de la iniciativa, que se conocerá durante los próximos meses. En todo caso, fuentes de la Consellería de Economía, Emprego e Industria señalan que esa partida podría llegar a duplicarse en caso de que el proyecto lo requiriese.

Santa Lucía

El otro proyecto es el centro de salud de Santa Lucía. Como la Ciudad de las TIC también ha sido muy debatido, pero no por tratarse de una iniciativa «pionera», como describen fuentes de la Consellería de Industria al plan tecnológico, sino por haberse visto retrasado por enfrentamientos entre Administraciones.

El centro de salud data del 2014, cuando el gobierno local del PP llegó a un acuerdo con Sanidade para construir el ambulatorio en el mercado de Santa Lucía, que de paso sería rehabilitado. A pesar de que contaba con el respaldo de gran parte de los vecinos de la zona, el plan fue rechazado por el siguiente ejecutivo local, de la Marea Atlántica, que dio varias vueltas al proyecto.

Su última propuesta era reformar el mercado y que Sanidade buscase otra parcela para hacer el centro de salud, que quedó en el aire. Todo ello a pesar de las protestas vecinales y de que el pleno había instado al gobierno local a rectificar y permitir la construcción conjunta.

El nuevo gobierno local del PSOE anunció en verano que daría otro giro al asunto y facilitaría la construcción del centro de salud de forma que sea compatible con el mercado, como se había propuesto cuatro años antes. El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, presentó esta misma semana un proyecto a los vecinos de la zona, al tiempo que instó a la Xunta a incluir una partida para financiar la construcción del centro de salud.

Como ocurre con la Ciudad de las TIC, en los presupuestos del 2020 no hay una partida específica para el sanatorio, pero fuentes de la Consellería de Sanidade afirmaron ayer que la construcción del centro está incluida en una partida genérica para espacios sanitarios dentro de la provincia de A Coruña. En principio está previsto destinar 200.000 euros durante el año que viene al centro de Santa Lucía, señalaron, lo que debería ser suficiente para terminar la planificación del sanatorio y preparar el inicio de los trabajos sobre el terreno.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Ciudad de la TIC se incluye en una partida de 8,3 millones que Industria podría elevar hasta 16