Naturgy contradice al Concello: no se llevó obras de arte del MAC

La Xunta ofrece apoyo para reabrir el museo, pero deja el peso en manos del Concello


A Coruña / La Voz

El cierre del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de Naturgy fue, para la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, «una decisión lamentable», además de unilateral, tomada por la empresa. El disgusto por el fin de las actividades se lo trasladó la regidora al delegado general de la energética en Galicia, Manuel Fernández Pellicer. En ese encuentro, indican desde el Ayuntamiento, se pidió la reapertura de esas instalaciones, extremo al que no accedió la empresa, que ve irreversible la decisión tomada.

En todo caso, la regidora y su equipo quieren seguir hablando con Naturgy sobre el futuro de las instalaciones y de la colección y para ello, dijo ayer Rey, un día después de la reunión, las dos partes quedaron emplazadas a tener un posterior encuentro de nivel más técnico para ver opciones.

Desde el consistorio, además, aseguran que la compañía ya ha trasladado parte de la colección que tenía en A Coruña al museo Patio Herreriano de Valladolid. Desde María Pita temen que esos movimientos mermen el valor de los fondos que presuntamente queden en A Coruña.

Esa afirmación causó sorpresa en Naturgy. La compañía asegura que de la sede cerrada del MAC no se ha movido ni una sola obra y dice que, además, no tiene ninguna intención de hacerlo. Esas obras, dicen desde la firma, están a disposición de la Xunta y del Ayuntamiento para que dispongan de ese patrimonio y puedan disfrutarlo todos los gallegos. Lo que sí confirma la empresa es que no volverán a abrir el museo, que cerró simultáneamente al que también tenía la firma en Cataluña.

Los dos dependían de la Fundación Naturgy, una entidad que ha fijado como prioridad combatir la pobreza energética, destinando sus fondos a ello. Durante años esas inversiones se dedicaron al patrimonio cultural.

Desde finales del año pasado la Xunta, a través de la Consellería de Cultura y Turismo, negocia con Naturgy la reubicación de las obras. Esa negociación todavía no ha dado fruto alguno.

La consellería indicaba ayer que no le consta -frente a lo que dice el Ayuntamiento- que se haya llevado a cabo ningún movimiento de piezas desde el edificio de A Grela. «O que se fixo foi proceder a unha reorganización interna das mesmas», dicen desde Cultura. «En calquera caso a Xunta sumará esforzos para manter a colección na Coruña, estamos abertos a falar co Concello, que é quen ten que liderar este tema, para valorar opcións para que o museo volva a abrir», explican.

Otro problema es quién asumiría ese gasto, que se estima en unos dos millones de euros al año y que difícilmente asumiría el consistorio. Diez meses después de su cierre, todavía no se ha puesto una solución real sobre la mesa en una ciudad de la que prácticamente han desaparecido las actividades culturales y educativas relacionadas con el arte contemporáneo.

Diez meses después del cierre ninguna Administración ofreció soluciones para la reapertura

La compañía cederá de modo gratuito las obras a las instituciones que las conserven

Cerca de 400 obras depositadas en un centro dedicado desde 1995 a la formación cultural

El Museo de Arte Contemporáneo de Naturgy abrió sus puertas en julio de 1995 financiado por la entonces gallega Unión Fenosa. El centro tenía como fin promover la difusión del arte contemporáneo, y para ello dedicó fondos a la compra de obra, principalmente de autores gallegos, a organizar exposiciones y, sobre todo, a organizar actividades culturales abiertas al público y a los colegios de la ciudad por las que pasaron miles de personas durante los 20 años de vida de esa institución.

Más allá de las exposiciones -la mayor parte de los fondos, unas 400 obras, estuvo siempre almacenada-, el MAC se convirtió con sus actividades en una parte fija de la agenda cultural coruñesa. Diez empleados se encargaban de ofrecer esas actividades formativas. Cuatro fueron recolocados en otras áreas de la empresa no vinculadas al mundo del arte y otros seis fueron despedidos. 

Dos colecciones

La colección de Fenosa, hoy en manos de Naturgy, se compone de unas 700 obras en total. Unas 400 están en A Coruña y las otras 300 en el museo Patio Herreriano de Valladolid, donde han estado siempre. El motivo de esa separación se basa en la distinta procedencia de las obras.

Las coruñesas son fruto de las adquisiciones gestionadas directamente por el MAC y sus asesores, mientras que las de Valladolid procedían de las compras realizadas a través de un patronato de la empresa en Madrid. Todos grandes artistas gallegos y muchos españoles desde los 60 están en esos fondos.

Naturgy mantendrá su sede actual en A Coruña, pero alquilará las alas vacías

f. f.
Operarios en la sede de Naturgy en A Coruña, retirando las letras del MAC (Museo de Arte Contemporáneo)
Operarios en la sede de Naturgy en A Coruña, retirando las letras del MAC (Museo de Arte Contemporáneo)

Los trabajadores del polígono de A Grela no serán reubicados pero desaparecerán los despachos

El plan estratégico para el período 2018-2022 de Naturgy -nueva denominación, desde hace un año, de la antigua Gas Natural Fenosa-, prevé aplicar medidas de ahorro para reducir gastos operativos por importe de 500 millones, a razón de 100 millones al año. Uno de los capítulos a los que meterá mano la compañía eléctrica es el de pago de alquileres por sus oficinas en toda España. La empresa busca locales más baratos para realojar a sus trabajadores. El próximo año les tocará a los que están destinados a las sedes corporativas de Madrid y de Barcelona. En ambos casos tendrán que hacer la mudanza a instalaciones con alquileres más bajos.

Seguir leyendo

También en A Coruña

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Naturgy contradice al Concello: no se llevó obras de arte del MAC