Impaciencia vecinal ante el retraso de las pasarelas sobre la N-VI en Perillo

Anunciada su apertura para septiembre, los obreros ultiman los trabajos de instalación


Oleiros / La voz

Estaban anunciadas para septiembre y en breve será mediados de octubre. A los vecinos de Perillo y O Seixo no les cabe duda de que las pasarelas estarán pronto. «Pero algunos vecinos cada día de retraso supone un día de depender de terceras personas», señala una residente de la Rúa Seixo.

Tras un parón en las obras, una vez montado el grueso de las dos instalaciones, los operarios de la UTE encargada por Fomento llevan días de nuevo ultimando los trabajos, especialmente en las torres donde se colocarán los ascensores. El Ministerio había aprobado los dos pasos elevados hace dos años, en septiembre del 2017, y no fue hasta agosto del año pasado cuando se adjudicó la obra por un millón de euros y un plazo de ejecución de ocho meses. Desde entonces, un equipo formado por las empresas Emesa y Francisco Gómez y Cía han llevado a cabo la instalación, que supuso un corte de tráfico en la primera semana de agosto, realizado desde la medianoche hasta las seis de la madrugada causar el menor perjuicio posible.

Las pasarelas peatonales son una demanda histórica de los residentes de ambas orillas de la N-VI a su paso por Perillo, ya que solo disponen del paso peatonal con semáforo en el cruce del Sol y Mar en un trecho kilométrico. Una vez colocados los ascensores y abiertas al público, será el Ayuntamiento de Oleiros el responsable del mantenimiento de las pasarelas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Impaciencia vecinal ante el retraso de las pasarelas sobre la N-VI en Perillo