La otra Gioconda está en Galicia y tiene 10.000 caras

Mientras la Mona Lisa del Louvre vuelve a su sala tras unas obras, la Domus de A Coruña, sede de su réplica, prepara ya su 25 aniversario. Esta es la historia de la icónica y original reproducción

mona

a coruña / la voz

En París andan revolucionados en el Louvre a cuenta de la Gioconda. La obra de Leonardo da Vinci es sin duda uno de sus mayores reclamos. Miles de personas viajan cada año desde todo el mundo para verla. Tanto visitante acabó pasando factura a la sala de los Estados que, tras tres meses de reformas, desde esta semana vuelve a estar lista y a dar acogida al retrato. En A Coruña la creación tiene una hermana más modesta, pero cuya historia merece la pena ser recuperada.

Cuando se van a cumplir 25 años de la apertura de la Domus, el museo diseñado por el Pritzker Arata Isozaki se prepara para una ambiciosa actualización de algunos de sus contenidos. Más de 200 módulos interactivos lo convirtieron en un referente nacional e internacional en 1995. Una de estas piezas es la que da la bienvenida tras la recepción. Una Mona Lisa de más de 10.000 caras.

La reproducción se hizo a mano con las fotos impresas llegadas desde 110 países de todo el mundo
mona.Réplica suiza: la idea original de la Domus traspasó fronteras. En un museo de Suiza gustó tanto que le pidieron una réplica. Cada una de las caras tiene una historia disponible en el buscador interactivo
Réplica suiza: la idea original de la Domus traspasó fronteras. En un museo de Suiza gustó tanto que le pidieron una réplica. Cada una de las caras tiene una historia disponible en el buscador interactivo

«Es probablemente el rostro femenino más universal», justifica Ramón Núñez. El que fue director y artífice de los Museos Científicos Coruñeses también estuvo detrás de esta iniciativa. «Cuando empezamos a diseñar los contenidos, y como muchos llamaban a la Domus la Casa del Hombre, quise remarcar la idea de que lo era del ser humano», continúa Núñez. ¿Y qué podía reflejar tan vasto concepto?

«Pensé en el Hombre de Vitruvio, también de Miguel Ángel, pero ya estaba muy estereotipado. Después, en una mano de las cuevas rupestres, pero quería ensalzar los rasgos femeninos. Todas las imágenes clásicas más reconocibles llevaban a la Virgen María, y no queríamos connotaciones religiosas. Fue entonces cuando caímos en la cuenta», desvela Núñez. La Mona Lisa era la mujer perfecta.

mona.La imagen de la Humanidad. Eso es lo que quiere transmitir la obra. Un trabajo colectivo y totalmente manual. Se tuvieron que escanear, una a una, todas las fotos, más de 10.000 en total. «Según su color predominante se asignaron a un punto de la Gioconda, a una de las múltiples cuadrículas. El resultado se imprimió en varios paneles, no existía impresora capaz de imprimirlo todo de una pieza», recuerda Moncho Núñez
La imagen de la Humanidad. Eso es lo que quiere transmitir la obra. Un trabajo colectivo y totalmente manual. Se tuvieron que escanear, una a una, todas las fotos, más de 10.000 en total. «Según su color predominante se asignaron a un punto de la Gioconda, a una de las múltiples cuadrículas. El resultado se imprimió en varios paneles, no existía impresora capaz de imprimirlo todo de una pieza», recuerda Moncho Núñez

Un libro sobre la aventura

Los 90 arrancaban cuando la idea comenzó a materializarse. Con un Internet que aún daba sus primeros pasos, la propuesta tenía su lado de reto: construir una Gioconda con miles de rostros de todos los rincones del Planeta. «Mandamos cartas a The Times o Newsweek», recuerda Ramón Núñez. La acogida fue una sorpresa. Recibieron cartas de todo el mundo, desde Singapur a Estados Unidos. Dentro iban las fotos impresas acompañadas de una presentación del remitente. Miles de historias que recopiló en el libro La voz de la Gioconda el periodista científico Ignacio Fernández Bayo.

Más de 10.000 caras de todas las edades, razas, condiciones y sexos de 110 países componen la obra de dos por tres metros. «No queríamos pagarle a una agencia, tenía que ser un proyecto global compartido», explica. La reproducción invita a una doble reflexión, «sobre la identidad y la diversidad en un rostro, en el que todos nos identificamos, compuesto a su vez por 10.000 caras diferentes. No hay dos semblantes humanos iguales y todos son, por igual, rostros humanos», razona el divulgador.

El proyecto científico-antropológico salió adelante y hoy, a punto de cumplir un cuarto de siglo, sigue atrapando al visitante.

Patricia Barciela, directora de la Domus: «Renovaremos contenidos en el 2020, pero no podemos adelantarnos»

En unos meses cumplirá los 25 y las arrugas no asoman a su rostro. Esta Mona Lisa está lejos de jubilarse.

-¿Sigue igual de vigente la obra?

-No hay prevista mudanza o cambio alguno. Sigue siendo uno de los emblemas del museo, un rostro formado por muchos rostros, como la especie humana. No pasa el tiempo por él. Todo lo contrario. En un momento en el que se reivindica la diversidad, está más de actualidad que nunca.

-¿Se prevén cambios para el 25 aniversario de la Domus?

-Este año ha tocado celebrar los 20 años del Aquarium y, con el 2020, empezaremos a presentar los proyectos para la Domus. A nivel expositivo, este 2019 ya hubo novedades, como la muestra sobre Nutrición. Uno de los montajes más importantes de los últimos años. En el 2020 queremos renovar algún contenido, pero no podemos adelantarnos.

-¿Han quedado desfasadas algunas instalaciones de la Domus en este tiempo?

-El futuro de la Domus tiene que ir más allá del recipiente museístico. Esa parte, con la incidencia en la interacción, seguirá siendo el corazón del proyecto, pero hay que abrirla a la sociedad. Queremos que sea un espacio dinámico de recepción de iniciativas científicas relacionadas con la salud, la innovación y la educación. Con exposiciones, pero también con congresos, charlas o cursos. Un lugar donde iniciativas como Bricolabs y otros laboratorios pueden desarrollar sus inquietudes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La otra Gioconda está en Galicia y tiene 10.000 caras