Sagrada Familia, Os Mallos, Pexigo, Camariñas y Carrizal: los puntos calientes

El incremento del consumo «es una realidad», aseguran los agentes

drogas emiliano

El tráfico de droga a pequeña escala, «el trapicheo, la venta en pequeñas dosis», es una preocupación de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de los agentes locales, indicó un miembro de una unidad antidroga.

El incremento del consumo «es una realidad», comentó. Día tras día los policías y los guardias civiles están viendo cómo se incrementan las operaciones, «mano a mano, una dosis a cambio de dinero», en las ciudades y pueblos de nuestra provincia, comentó esta fuente. Lo que marca e indica esta tendencia «preocupante», define, «son las solicitudes de ayuda por parte de asociaciones de vecinos o de colectivos antidroga», subrayó.

Los vecinos de la Sagrada Familia, un barrio de A Coruña, están muy cansados de este tipo de actividades ilícitas. «Estamos viendo como nuestra zona está volviendo a los preocupantes años del final de las décadas de los 80 y 90», explicó Marisol, que esconde sus apellidos por temor a represalias.

«Jamás en Os Mallos tuvimos semejante problema con las drogas», explica Lois Pérez, un comerciante. Dice que el barrio siempre fue «una zona de acogida, sobre todo de estudiantes que alquilan sus viviendas por la proximidad de la estación de tren», además de por la comunicación con los distintos campus gracias a la parada de buses urbanos de Cuatro Caminos.

Pero, la convivencia de este barrio «se fue deteriorando», degradando, «y hoy ya casi da miedo vivir aquí», dijo Raúl Somozas, que alquila habitaciones a estudiantes. Resalta que la zona «ya no es segura». No quiere decir el porqué: «Pregúnteselo usted al Ayuntamiento de A Coruña», lamentó este vecino.

La situación tampoco es mejor en algunos barrios de Santiago. A mediados del mes de septiembre varios vecinos de las rúas Pexigo de Arriba e Abaixo dijeron que su paciencia llegó «al límite». Remarcaron que se sienten desamparados y hartos del trapicheo de drogas, «un conflicto que se alarga desde hace años», contaron.

En un debate entre los responsables de las tres fuerzas políticas de Camariñas se analizó el conflicto sobre el tráfico y consumo de estupefacientes en este municipio de A Costa da Morte. El problema «es real», dijeron fuentes próximas a la Guardia Civil. De hecho, existieron episodios de agresiones en fiestas, incluso en el cuartel del Instituto Armado, «derivados del consumo de drogas», dijeron estas fuentes.

En Bergantiños tampoco se vive una situación tranquila en la zona de O Carrizal, o en Corcubión y Cee. Los vecinos aseguran que la venta de estupefacientes creció «en los últimos meses, y es muy preocupante», contaron estas fuentes.

Desde Barbanza llegaron las declaraciones del jefe de la Policía Local de Ribeira: «Es muy difícil acabar con la delincuencia cuando está relacionada con la adicción a las drogas», subrayó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sagrada Familia, Os Mallos, Pexigo, Camariñas y Carrizal: los puntos calientes