El pescado fino y el marisco, reclamos en plazas y pescaderías

La inoperatividad de la flota del cerco, y la escasez de cuotas, reduce la presencia de jurel, sardina o xarda

;
Productos de las pescaderías de la plazas de Lugo Variado marisco se puede encontrar en los puestos

A Coruña

En la mañana de este jueves los puestos de las plazas y pescaderías de la ciudad brillan con la exposición de pescados finos y mariscos.

Son muy pocos los barcos de la flota del cerco los que salen a faenar, por lo que se nota la falta de sardina, xarda o jurel. De esta última especie se expone alguna cantidad procedente del sector del arrastre de litoral, o del día.

Así, en los mostradores se puede ver y comprar mero. En la plaza de Lugo hay expuesta una pieza de 8 kilos, y su precio es de 42 euros el kilo.

En el puesto de Pescados Juan hay variedad, pero destacan dos abadejos de 9 y 7 kilos. Si se compran las piezas enteras su valor es de 13 euros el kilo, sube a 20 si se quiere llevar por toros.

También hay abundancia de sanmartiño, y de varios tamaños, desde 4 a 2 kilos. Su precio oscila entre los 18 y los 20 euros el kilo.

Tienen también gran presencia en las pescaderías las robalizas o lubinas, de muy variado tamaño y su valor no excede de los 20 euros el kilo. 

El kilo de merluza del pincho está a 12 euros entera en Pescados Dory, en la plaza de San Agustín, a 20 en toros. Y el lenguado, saltando, a 27, indicó Ángela Barrán.

En la mañana de este jueves también llaman la atención los calamares y los chipirones pescados con postera y en las rías gallegas. El calamar se vende entre 22 y 20 euros el kilo. El chipirón ya se eleva a 30.

Marisco y pescado fino en la plaza.
Marisco y pescado fino en la plaza.

En los puestos de pescado de A Coruña nunca falta el marisco, a pesar de que el mar de fondo no ayuda a trabajar pegado a la costa. Aun así hay expuesto percebe de extraordinaria calidad a 85 euros el kilo. También hay camarón, y del gordo, cuyo precio oscila entre los 40 y los 60 euros el kilo. Una pieza buena de lubrigante se paga a 14 euros el kilo.

Las pescantinas y pescaderos están «desesperados» por la normativa de cuotas, «que impiden a nuestros marineros ir al mar». Si quieren hacerlo, «tienen que comprar cupos en Andalucía o en Portugal», lamentan.

Dicen que esta situación «perjudica a las flotas, pero también a los comercializadores y al consumidor final», subrayan fuentes del sector. Y después, desde las Administraciones «nos llenan de publicidad invitándonos a comer pescado».

Si las Administraciones españolas quieren fomentar la acuicultura, «que nos lo digan y nos atenemos a ello», dijo Barrán, pero deben saber «que ese alimento nada tiene que ver con el pescado salvaje», subrayó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pescado fino y el marisco, reclamos en plazas y pescaderías