El alcalde miñés dice que las cuentas muestran «la delicada situación que atraviesa el Concello»

Asegura que el año pasado no se cumplió la regla de gasto en más de 450.000 euros


Miño / La Voz

La corporación de Miño debatirá este jueves, a las 20.00 horas, en sesión plenaria ordinaria la aprobación de la liquidación de los presupuestos de 2018. Asimismo, se elevará al pleno para su conocimiento los informes de reparo emitidos en el 2018 por la Intervención municipal y los informes de Tesorería e Intervención municipales sobre el cumplimiento de la normativa vigente en materia de morosidad. También se dará cuenta del informe de seguimiento del Plan Económico-Financiero 2017-2018, correspondiente al ejercicio 2018.

El alcalde de Miño, Manuel Vázquez Faraldo, considera que en esta sesión plenaria «los puntos que vamos a tratar demuestran la delicada situación económica que atraviesa nuestro Concello respecto a la deuda y otras magnitudes. Tal y como hemos dicho en numerosas ocasiones, estamos trabajando para paliar esta situación, que sin duda nos preocupa. Los principales damnificados son los vecinos, y no podemos permitirlo». Respecto al seguimiento del Plan Económico-Financiero, aseguró que han constatado «que no se ha cumplido con la regla de gasto en más de 450.000 euros». Los informes de morosidad muestran un sensible empeoramiento en el período medio de pago a proveedores, señala. «El informe de reparos se especifican 27 contratos de servicios que no cuentan con el visto bueno de Intervención, tal y como veníamos advirtiendo en los últimos meses. Esta acumulación de variables negativas exigirá un esfuerzo extra, y ello refuerza la necesidad de seguir trabajando por el bien de Miño», indica el regidor miñense.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El alcalde miñés dice que las cuentas muestran «la delicada situación que atraviesa el Concello»