Las últimas lluvias obligaron a abrir las puertas de la presa de Cecebre

El embalse está al 72,6 % de su capacidad, un nivel bajo comparado con otros agostos


Cambre

El mes de agosto está dejando gran cantidad de lluvia en la comarca coruñesa. Y eso se nota en el embalse de Cecebre, que data del año 1976 y desde donde se suministra agua potable para la ciudad de A Coruña y buena parte del área metropolitana. El pasado 1 de agosto, los niveles llegaron al 77,2 % de capacidad, una cifra que fue incrementándose a medida que avanzaba el mes y que obligó a los operarios de Emalcsa, la empresa que gestiona la presa, a abrir las compuertas «para mantener el caudal ecológico del río» y, a su vez, renovar las reservas de agua acumulada.

Tras los últimos desembalses, el nivel de la presa está actualmente al 72,6 % de su capacidad. «La media del 14 de agosto de los últimos cinco años es del 78,3 %. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el año 2014 fue especialmente lluvioso durante el verano y eso dispara los datos. De hecho, ese año la presa estuvo a fecha de 1 de agosto en el 93,4% de su capacidad», explican desde Emalcsa.

El 2017, alerta por sequía

Frente a estas estadísticas, el peor año de la serie fue el 2017, cuando la situación se acercó a alerta por sequía. El 1 de agosto del 2017 la capacidad de Cecebre estuvo en el 75,6 %, aunque llegó a bajar hasta el 69,5 %.

El llenado del embalse se rige por las normas de explotación aprobadas por la Xunta y Aguas de Galicia y, según confirmaron responsables de Emalcsa, dividen el año en dos mitades. Así, de octubre a marzo, en el comienzo del año hidrológicos y en los meses teóricamente más lluviosos, se limita la capacidad de almacenaje para evitar riesgos de inundaciones en casos de lluvias muy intensas. En el caso de Cecebre, este límite es del 60 % de capacidad. Por otro lado, de abril a septiembre, la limitación desaparece «e o encoro pode xa encherse ata o máximo, aínda que depende do consumo e das precipitacións», puntualizaron técnicos de Emalcsa.

Por otro lado, desde el Concello de Cambre confirmaron que todavía no se ha puesto en funcionamiento el Plan de Emergencia de la presa de Cecebre, «pese a la urgencia de este proyecto». Responsables municipales indicaron que sigue en tramitación y que ahora todas las gestiones dependen ya de Aguas de Galicia.

En este sentido, el equipo de gobierno de Cambre señaló la necesidad de implantar y poner en marcha, «cuanto antes», este plan, ya que, aunque la presa se encuentra en perfectas condiciones, los constantes cambios en el tiempo podrían provocar desbordamientos. Desde el Concello pidieron a Augas de Galicia que agilice la implantación de las medidas «para garantizar la seguridad de todos los vecinos y vecinas tanto de Cambre como de otros concellos que se verían afectados en caso de desbordamiento», indicaron.

El plan se activaría en caso de roturas o averías muy graves y, entre otras previsiones, contempla la instalación de sistemas automáticos de aviso a la población (sirenas con señales acústicas y lumínicas), a lo largo de toda la zona inundable del río Mero. Además, al amparo de este plan está prevista la implantación de una sala de emergencias dotada con un sistema de comunicación directa entre Augas de Galicia y los equipos de emergencias y seguridad de los ayuntamientos del área. Otra de las medidas que deberán adoptarse es la elaboración de un plan de comunicación y formación entre la población del entorno de la presa, con la distribución de dípticos informativos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las últimas lluvias obligaron a abrir las puertas de la presa de Cecebre