Taponada de campeonato... y rara

ASER organiza el día 29 en el Club del Mar un concurso infantil, con báscula incluida, para reunir 500 kilos de tapones. Con ellos se recaudarán fondos para niños con enfermedades poco frecuentes


A CORUÑA

¿Cuántos tapones caben en media tonelada? La cifra, incontables miles, es todo un reto que se propone alcanzar en apenas unas horas la asociación Ayuda a Superar Enfermedades Raras (ASER). Lo harán convocando un campeonato infantil al que están llamados todos los niños que lo deseen. Solo es necesario que estos días se dediquen a recoger cuanto tapón plástico encuentren y, el día 29, llevarlos al Club del Mar de San Amaro. A partir de las cinco de la tarde, «haremos un listado con los nombres de los que participen, pesaremos los que traigan cada uno y al lado del nombre apuntaremos los gramos o kilos», explica Julio Rey, miembro de ASER. El que más consiga, se llevará un premio especial, «pero habrá más regalos y chuches para todos», advierte el voluntario, que quiere «animar a todos los niños de A Coruña a que participen».

Colaboran con la iniciativa, el propio Club del Mar, el Club Deportivo Marte, la Asociación West, y empresas como el Grupo Formigo, Eiden o la Cafetería Internacional, firmas que vienen apoyando la labor de esta entidad sin ánimo de lucro empeñada en echar un cable a niños como Iago (en la foto), que sufre parálisis infantil. «Les apoyamos para que puedan ir a rehabilitación, financiando algún desplazamiento que necesiten... toda ayuda les viene bien», explica Rey, que aprovechó la jubilación en el Chuac para arrimar el hombro en la asociación que preside otro profesional del Hospital A Coruña, el cirujano plástico Juan Javier García Barreiro. 

No es la primera vez que Aser hace un llamamiento para reunir tapones: «La última vez lo hicimos con el Club Torre y juntamos dos furgonetas llenas, a ver si esta vez lo superamos», apuntan desde la entidad, creada en el 2016 y que se nutre, además de las donaciones de firmas y particulares, de recoger un material plástico por el que apenas obtienen 180 euros por tonelada. «Un poquito de aquí, otro de allá, lo que nos dan las empresas... así podemos ayudar a niños que tienen muchos problemas». Para Javi, por ejemplo, consiguieron reunir lo suficiente como para comprar un casco especial que él necesita a todas horas para evitar las lesiones de los ataques de epilepsia que sufre a consecuencia del síndrome de West. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Taponada de campeonato... y rara