Los pisos turísticos reducen el parque de viviendas para estudiantes

Mila Méndez Otero
M. M. Otero A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

pisoestudiantes
CESAR TOIMIL

Los alquileres al alza son otra de las consecuencias que soportan los universitarios

12 ago 2019 . Actualizado a las 07:59 h.

Las clases aún no han empezado en la universidad pero sí la aventura de buscar piso. Aunque muchos han sido precavidos y han invertido los dos primeros meses del verano en asegurar una morada, los más rezagados llenan las agencias inmobiliarias en pleno agosto. También, los que fueron a la convocatoria de recuperación en julio. «Los alrededores de la plaza de Pontevedra y Cuatro Caminos son los preferidos al contar con lanzaderas directas a Elviña y A Zapateira», dice Victoria de Cal, responsable de la inmobiliaria Remax Riazor, en A Coruña. El método clásico, el de las inmobiliarias, aún sigue funcionando en la generación de las aplicaciones móviles y las plataformas colaborativas.

En Ferrol, la avenida de Esteiro es la preferida entre los que estudian y, en Santiago, sucede lo mismo con el Ensanche, a medio camino entre el campus Norte y el Sur. Los 200 euros por habitación son la media tanto en la urbe herculina como en otras plazas universitarias de la provincia. La mayoría de los estudiantes optan por pisos compartidos, de cuatro a dos habitaciones. «Una vivienda de cuatro dormitorios ronda los 600 euros en Esteiro. Los estudiantes son reacios a alejarse de aquí. Vienen de toda Galicia a cursar titulaciones que solo se imparten en Ferrol. A veces se quejan por los pisos con los muebles ‘de Cuéntame’, pero también es cierto que los propietarios se están poniendo las pilas», apunta Daniel Naveiras, de la Inmobiliaria Lembranza, en Ferrol.

En la ciudad departamental, añade Naveiras, apenas se ha notado el impacto de las viviendas turísticas. Todo lo contrario a lo que sucede en Santiago de Compostela.