a coruña / la voz

Son vecinos. Mientras en el colorido edificio del al lado, el Citic, se trabaja en inteligencia artificial, ingeniería de datos o robótica, en el Cica dominan las batas blancas. Ubicado en la parte alta del campus de Elviña, el edificio acoge a un total de 24 grupos de trabajo por los que han pasado 426 investigadores desde el 2015. Ese fue el año en el que la Xunta creó la Agrupación Estratéxica (AE) que los unió al Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic), dependiente del Chuac.

El vínculo los ha convertido en un centro destacado en biomedicina, química y biología. En solo cuatro años han generado 994 publicaciones científicas. Las áreas en las que destacan abarcan desde la enfermedades cardiovasculares, las metabólicas, el envejecimiento o la microbiología.

cica.Estudio de macroalgas. Una de las aplicaciones del grupo en el que trabaja Eduardo Casais Caamaño es conseguir biofiltros en acuicultura para generar productos enriquecidos
Estudio de macroalgas. Una de las aplicaciones del grupo en el que trabaja Eduardo Casais Caamaño es conseguir biofiltros en acuicultura para generar productos enriquecidos

«Una de las aplicaciones que persigo es poder desarrollar métodos de diagnóstico temprano de enfermedades neurodegenerativas y en tumores», detalla Elena Pazos. Su sueldo lo financia Inditex. Es una de las dos únicas investigadoras del programa InTalent que tienen laboratorio en el Cica. Eduardo Casais Caamaño, otro de los científicos al frente de una investigación, se centra en las macroalgas. «Hai poboacións naturais de algas que son probióticas: dan unha estabilidade ás poboacións bacterianas, o que fai máis difícil que entren patóxenos nos peixes», describe.

cica.Elena Fernández Bruguera, investigadora biomédica, con su equipo de la Unidad de Medicina Regenerativa del grupo de Reumatología del Cica-Inibic
Elena Fernández Bruguera, investigadora biomédica, con su equipo de la Unidad de Medicina Regenerativa del grupo de Reumatología del Cica-Inibic

Objetivo: 2020

En otra sala trabaja Elena Fernández Bruguera, investigadora biomédica. Forma parte de la Unidad de Medicina Regenerativa del grupo de Reumatología. «Buscamos células primarias aisladas de tejidos humanos para combinarlas con biomateriales, que pueden ser de origen natural o sintético, para encontrar estrategias de regeneración de los tejidos de la articulación», precisa.

cica.Financiación de Inditex. Elena Pazos es una de las dos investigadoras del programa InTalent que financia Inditex en el Cica. Trabaja en la identificación de nuevas dianas terapéuticas
Financiación de Inditex. Elena Pazos es una de las dos investigadoras del programa InTalent que financia Inditex en el Cica. Trabaja en la identificación de nuevas dianas terapéuticas

El grupo de Jaime Rodríguez, el coordinador del Cica, se centra en las moléculas caprichosas o, dicho de otra forma, moléculas que atrapan a otras y pueden ser claves a la hora de regenerar aguas contaminadas por residuos como el petróleo. «Para que todo isto continúe, precisamos un financiamento basal. Que é isto? Ter asignada unha cantidade fixa, unha base. Logo, en función da túa produtividade, recibes máis ou menos diñeiro a maiores. Esta forma de traballar xa se aplica en Cataluña ou no País Vasco», apunta Rodríguez.

La llamada de atención no es anecdótica. En el 2019 termina la financiación asignada por la Xunta a la agrupación. «Queremos pensar no 2020», remarca el director del Cica. En investigación solo se puede actuar de una forma, a largo plazo.

Precisamos un financiamento basal. Que é isto? Unha cantidade fixa, unha base

El progreso se apuntala en el campus

MILA MÉNDEZ
;
El progreso se apuntala en la universidad Son un polo de desarrollo tecnológico y laboral. En los centros de investigación de la UDC de Elviña trabajan más de 800 científicos para los que la visibilidad y la estabilidad es vital

Son un polo de desarrollo tecnológico y laboral. En los centros de investigación de la UDC de Elviña trabajan más de 800 científicos para los que la visibilidad y la estabilidad es vital

No parece verano, si la estación estival supone asociar los campus universitarios a un parón. El de las vacaciones. Aunque en las facultades no hay clase, la actividad que se desarrolla dentro de sus laboratorios no cesa. Aquí dependen de proyectos y plazos. La Universidade de A Coruña (UDC) cuenta con cuatro centros de investigación que, para muchos vecinos, son los grandes desconocidos. Incluso para muchos de los estudiantes que cohabitan con ellos.

En Elviña están tres. Son el Centro de Investigación do sector TIC (Citic), el Centro de Investigacións Científicas Avanzadas (Cica) y el Centro de Innovación Tecnolóxica en Edificación e Enxeñería Civil (Citeec). La cuarta pata investigadora de la UDC está en el campus de Ferrol, es el Centro de Investigacións Tecnolóxicas (CIT). Creados a finales de la primera década del 2000 y con una o varias facultades como matriz, se concibieron para dar una salida a todo el conocimiento generado en las aulas, transformarlo en aplicaciones prácticas para la sociedad y conectarlo con la empresa.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cica: la alianza de la sanidad con la universidad