No, Amancio Ortega no es el autor de este correo que esconde una estafa

Un mensaje viral atribuido al fundador de Inditex promete donaciones solo con pedírselo

AMANCIO ORTEGA
AMANCIO ORTEGA

Llega en forma de correo electrónico y en la parte del emisor aparece este nombre: Amancio Ortega. En el asunto: donación. Solo esto debería de ser motivo para sospechar. Pero, lo que contiene el mensaje no tiene desperdicio. «Somos el señor Amancio Ortega y mi esposa Rosalía, quienes disponemos de fondos de donaciones para cada año en los 30 países del mundo donde nuestra empresa está ubicada», cuenta el correo. Se da la circunstancia de que la primera mujer del fundador de la multinacional con sede en Arteixo falleció en el 2013 y de que su actual cónyuge es Flora Pérez. 

El mensaje continúa, y aquí es donde ya no se puede poner en duda su intención de convertirse en una estafa o en un virus informático: «Mi esposa y yo decidimos donarle una parte de nuestra riqueza a usted. Puede ponerse en contacto con el agente de reclamaciones a cargo, el padre Rev Luke Jonathan, para obtener su donación».

timoortega
Hablamos de paquetes de 3.000 correos que se compran

Amancio Ortega como cebo

El texto, en inglés, lleno de faltas de ortografía y con un gramática muy pobre, se despide incluyendo un correo electrónico, revfatherlukejonathan@indamail.hu, al que se pueden enviar las solicitudes. Si se busca en Google por el padre Rev Luke Jonathan aparece el portal web de una congregación religiosa que reza: «La fe importa: encontrar a Dios en la tierra». Y el susodicho Rev Luke Jonathan es el pastor de la parroquia Sagrada Familia, una iglesia que dice tener unos cien años de trayectoria y cuya sede está en Massachusetts (Estados Unidos). Su mensaje de presentación dice: «Doy la bienvenida a todos los católicos, especialmente a los que han estado lejos, para que vuelvan a la Iglesia, vuelvan a casa, al lugar del encuentro con Dios».

Sin embargo, el correo electrónico que facilitan en la web de esta congregación es otro: reardon.j@gmail.com. Es decir, no el que se indica en el correo denunciado por varios usuarios gallegos, con el servidor Indamal, gratuito y líder en Hungría, cuando el presunto remitente tiene base en Estados Unidos y en el portal de su iglesia emplean una dirección genérica, no la personal.

timoortega

Los consejos del Equipo de DELITOS TelemáticOs

La estafa, que está llegando a las bandejas de entrada de decenas de usuarios gallegos, no es ni un mensaje real ni sus intenciones parecen ser buenas. «Aunque puedan parecer engaños burdos, no es creíble que el dueño de una multinacional te envíe directamente un mensaje, acciones como esta se incluyen dentro de envíos masivos de correos. No buscan tener un éxito del 80 %. Llega con que una persona pique a la semana. Hablamos de paquetes de 3.000 correos que se compran por parte de quien realiza la estafa», explica Alberto González, del Equipo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil de A Coruña. 

Cada día cuentan por decenas las denuncias que les llegan con casos similares en su unidad. Correos en los que pinchas porque en la bandera de entrada se indica que el autor es Naciones Unidas, por ejemplo. «Lo que buscan son datos. Los consiguen sin que se los des. Cuando pinchas en un documento adjunto que da error. Tiene un malwareEs en ese momento cuando tienen acceso a tu ordenador. A no ser que seas un usuario muy precavido, una vez dentro pueden acceder a datos personales, como números de cuentas bancarias o de la tarjeta», detalla el sargento de la Guardia Civil.

¿Por qué a mí?

Esta es la pregunta que se formulan muchos destinatarios: «¿Por qué a mí?». «Cuando vemos noticias de que se hackean páginas de empresas, como ocurrió en la red social de citas Ashley Madison, lo que se persigue en estos ciberataques es conseguir cantidades masivas de direcciones de correos electrónicos que después se venden o alquilan para estafas como esta», aclara el especialista de la Guardia Civil. 

Los estafadores buscan filtros. También cebos. «Para las direcciones de correo en España recurren a nombres y etiquetas familiares, como es el caso de Amancio Ortega», añade Alberto González. 

Lo que buscan son datos. Los consiguen sin que se los des. Cuando pinchas en un documento adjunto que da error

Desde el Equipo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil recomiendan mirar dos veces antes de pinchar en un correo sospechoso y nunca clicar en enlaces ni descargarse adjuntos de correos o SMS que no se hayan solicitado. Después, hay que borrarlos inmediatamente. Además, en el móvil se recomienda instalar una aplicación de seguridad que avise de actividades sospechosas. También es conveniente actualizar las contraseñas y que no se repitan si se tienen diferentes cuentas o redes sociales. 

Por otro lado, la Fundación Amancio Ortega, que tiene proyectos educativos y sociales en marcha, realiza estas colaboraciones con los centros médicos, hospitalarios y sociales, no con particulares que lo solicitan a nivel individual. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

No, Amancio Ortega no es el autor de este correo que esconde una estafa