El gobierno local deberá buscar un destino a 31 millones de remanente

Con las cuentas prorrogadas, quedará en la caja casi todo lo destinado a obras


A Coruña / La Voz

La suma de los capítulos seis y siete del presupuesto municipal -inversiones y transferencias de capital, es decir, dinero básicamente destinado a obras- alcanza los 43.466.077 euros. Esa es la cantidad consignada en las cuentas del 2018, las mismas que rigen, prorrogadas, en el actual ejercicio.

La prórroga de los presupuestos no afecta al gasto corriente ni al pago de nóminas y los ayuntamientos pueden trabajar con normalidad. Sí afecta a las inversiones, que para poder realizarse tienen que tener una cantidad específicamente consignada en los presupuestos. La Marea no logró consensuar los del 2019 -le entregó al PSOE, con solo nueve días de margen, el borrador- y lo único que consiguió aprobar fue el conocido modificativo de crédito para pagar las subidas de sueldos a funcionarios y algunas inversiones como el centro deportivo del Castrillón, cuya obra todavía no ha comenzado.

En total, los gastos autorizados con cargo a esas partidas suman 12.392.540 euros. Es decir, que del dinero de inversiones se habrá ejecutado un 8,14 % del total disponible y, por lo tanto, quedarán en caja 31.073.537 euros.

A esos fondos se le podría buscar un destino si se aprueba ahora un presupuesto, pero todo apunta a que el año acabará con el actual y el PSOE se centrará en preparar el próximo desde septiembre, que tendrá que consensuar con otros grupos.

Los 31 millones que quedarán de remanente -que pueden ser más si sobra dinero de otras partidas- no se podrán sumar al próximo presupuesto, pero sí se podrán dedicar a obras si el consistorio cumple unas condiciones impuestas por el Estado a todas las Administraciones. En esencia, A Coruña tiene que pagar a los proveedores en un plazo inferior a 30 días, algo que ahora mismo no está cumpliendo.

Los proveedores cobran en A Coruña con 13 días de retraso

Si no se paga a proveedores en menos de 30 días la ley establece que el remanente del Ayuntamiento deberá ir a amortizar deuda. Por no cumplir ese requisito la Marea tuvo que dejar de invertir 15 millones de euros, que finalmente fueron a parar a los bancos, no a las más de 80 obras previstas.

El gobierno local actual, del PSOE, debe mejorar los tiempos para disponer de ese capital. El último dato hecho público por Hacienda, del pasado mes de abril, establecía que en A Coruña se pagaba, de media, a 43,19 días, 13 por encima del límite. Ese mismo mes el Concello de Lugo abonó sus facturas en 10,35 días y el Ayuntamiento de Vigo todavía antes, en 9,77 días.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El gobierno local deberá buscar un destino a 31 millones de remanente