Los problemas de convivencia en el piso municipal de Agra da Bragua no cejan

Aparecen nuevos destrozos en el edificio y algunos vecinos se plantean marcharse


A Coruña

En diciembre del 2017, el Ayuntamiento adquirió seis pisos para uso social. La operación abrió una de las grandes polémicas del mandato anterior, ya que según el Consello Consultivo se produjeron irregularidades en la compra de cinco de las propiedades. La sexta es un piso situado en el número 11 de la calle Agra da Bragua. Su adquisición fue legal, pero los problemas vinieron después, en septiembre del 2018, cuando llegaron los primeros inquilinos a cargo del Ayuntamiento, una familia con siete menores.

Dos meses después, a finales de noviembre, los residentes pusieron la primera queja por escrito en el servicio de Rehabilitación y Vivienda. Hablaba de los desperfectos en el inmueble, la rotura de cristales e interruptores de la luz, de la acumulación de suciedad en el patio de luces y las escaleras, del ruido en horario intempestivo. Nada se arregló, y el pasado mes de abril hicieron pública su denuncia.

Entonces los servicios municipales les dijeron que tomarían medidas. Pero no se pusieron en contacto con los vecinos hasta la semana pasada. Mantuvieron una reunión con ellos y les dijeron que tengan paciencia, que «están intentando que se inserten en la comunidad». También les indicaron que «con el cambio de gobierno estarán unos meses pendientes a ver qué decisiones toman los cargos superiores».

Pero han seguido apareciendo desperfectos en el edificio -como la rotura de nuevos interruptores-, continúa acumulándose suciedad y se siguen produciendo «fiestas» hasta altas horas de la madrugada. En septiembre, señalan los vecinos, se cumplirá un año del inicio de los problemas y algunos ya piensan en marcharse.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Los problemas de convivencia en el piso municipal de Agra da Bragua no cejan