Rey quiere una ciudad feminista y dialogante

La alcaldesa reclama unidad, exige las infraestructuras pendientes, anuncia que va a defender Alcoa, Isowat y Ferroátlantica, y se compromete a reactivar los barrios y los mercados


A Coruña

«Por unha Coruña feminista, plural e dialogante», escribió Inés Rey en el libro de oro del Ayuntamiento. La nueva regidora, la primera electa de la historia de A Coruña, inició su discurso, y su escrito en el libro, destacando la importancia de la ruptura de ese «techo de cristal», un hecho que calificó de «histórico». Con un discurso con un marcado carácter feminista y de reconocimiento a las mujeres de A Coruña, Inés Rey solo dedicó sus primeras palabras a su propio éxito electoral. El núcleo de su alocución trató de las dos claves por las que al final se juzgará su mandato: sus objetivos y la política que hará para alcanzarlos.

Lejos del tono providencial de la investidura del 2015, la alcaldesa bajó a lo terrenal y se comprometió a revivir A Coruña: «Quiero una ciudad que luche contra la degradación del clima, que defienda la movilidad sostenible, y que garantice el acceso a la vivienda». Una ciudad que debe «ser cabeza de un área metropolitana» en la que «brotan algunos de los proyectos empresariales más admirados e imitados del globo». Subrayó que para lograrlo «será necesario desbloquear las grandes infraestructuras que están pendientes, como la conexión por tren a Langosteira, el vial 18 o la Intermodal, entre otras. Todas ellas son imprescindibles para que está ciudad recupere el liderazgo económico y social». Proclamó su fe en «una Coruña que apoye y se apoye en nuestra universidad», en una urbe «que no deje a nadie atrás (...) por eso quiero seguir luchando con los trabajadores de nuestros sectores industriales amenazados (...) Alcoa, Ferroatlántica e Isowat». Trabajará, dijo, «para que nuestros barrios recuperen el protagonismo, con la dinamización de los mercados, con nuevos servicios, con apoyo al pequeño comercio, dotándolos de nuevos centros cívicos (...)».

Diálogo, diálogo y más diálogo

Sobre el cómo lo hará, sin acuerdos cerrados con otras fuerzas políticas y la estructura del gobierno por definir, subrayó un mensaje: no quiere hacerlo sola.

Tampoco podría con solo nueve ediles, pero la regidora socialista transmitió que lo tiene claro, y tendió la mano a los demás partidos describiendo A Coruña como «una ciudad que ha alcanzado sus mejores logros cuando se ha unido y ha superado diferencias gracias al consenso». Gran parte de su discurso orbitó alrededor de esa idea: «Desde xa, esta alcaldesa éo de cada un dos case 250.000 coruñeses e coruñesas, porque a mensaxe que nos enviou a cidadanía foi claro: pluralidade, responsabilidade e acordos. Compañeiras e compañeiros da Corporación, fagamos da diferenza, virtude (...) Deixemos un legado de entendemento, non de terra queimada».

Justo después de la votación en la que fue elegida se produjo una imagen que concordaba con ese mensaje, cuando los seis ediles de la Marea Atlántica acogieron su nombramiento con un aplauso en pie junto a los socialistas. Sin el respaldo de ese partido, Inés Rey no habría alcanzado la mayoría absoluta, y la alcaldía habría terminado en manos de la formación más votada, el PP.

La oposición, al quite

Su cabeza de lista, Beatriz Mato, se mostró dispuesta a dar la batalla y repetir como candidata en el 2023. Anunció que se quedará en el Ayuntamiento todo el mandato, y señaló que en la oposición la «han colocado el PSOE y la Marea y no así los coruñeses». También se mostró esperanzada de que «no se reedite la parálisis [del anterior mandato] por esa dependencia [de Rey] de la Marea y esa manera de ser rehén»

Mato fue la principal rival de Rey, pero se quedó con los nueve votos de sus ediles, frente a los 17 (9 PSOE, 6 marea y 2 BNG) que apoyaron a la socialista. Desde la filas de la Marea, la concejala María García anunció que su partido continuará negociando con el PSOE y afirmó que «non hai liñas vermellas postas», dejando así abierta la posibilidad de un ejecutivo de coalición.

Francisco Jorquera sí descartó su entrada en el gobierno, por ahora: «PSOE e BNG non suman, solo somos dous concelleiros e asumimos o papel que se nos deu, que é de oposición, dende o que tamén se pode facer cidade. Se hai cambios ao longo da lexislatura xa os valoraremos».

Una tercera candidata compitió con Rey y Mato, Mónica Martínez. La decisión de la candidata de Ciudadanos solo tuvo valor simbólico, pero le permitió remarcar su independencia, ya que no quería «dar el voto ni a un lado ni a otro». Más tarde dijo que «Ciudadanos va a apoyar todo lo que sea bueno para la ciudad, sea del PSOE o del PP», y elogió el discurso de Rey porque quiere un mandato «sin broncas».

Todos podrán empezar a trabajar a partir del lunes, en una semana en la que continuarán las negociaciones entre PSOE, Marea y BNG, se conformarán los grupos municipales y se perfilará la estructura del gobierno local y de su equipo de trabajo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Rey quiere una ciudad feminista y dialogante