El reto de aumentar las prestaciones tras cuatro años sin apenas novedades

Este mandato solo se creó el centro Abeiro para atender a personas sin hogar


A Coruña / La Voz

El mandato que acaba ha sido uno de los que menos nuevos servicios ha dejado en la ciudad. La urbe, que desde los años 80 ha visto cómo se multiplicaban sus instalaciones deportivas, culturales, educativas y sociales, tan solo estrenó en los últimos cuatro años un espacio de modestas dimensiones y bajo presupuesto en comparación con otros servicios, el centro Abeiro para personas sin hogar, en Monte Alto, donde los sin techo pueden pernoctar en una sala común, en butacas, de nueve a ocho de la mañana.

Más allá de esa novedad, el mapa de instalaciones municipales no ha cambiado pese a la gran demanda en algunos sectores.

Las guarderías que hay siguen siendo las mismas que había y tampoco han variado las instalaciones deportivas. El Ayuntamiento es propietario de cerca de 30 de estas últimas repartidas por toda la ciudad. Las hay de grandes dimensiones como San Diego y la Casa del Agua pasando por pabellones polideportivos, el Palacio de los Deportes y los campos de fútbol de la Torre, donde también hay un campo de golf público y municipal.

En el mandato que ahora remata se firmó el acuerdo con Estrella Galicia para venderle el campo de fútbol de A Grela -un proyecto heredado-, operación con la que se ganaría otro campo más. El de A Grela desapareció, pero distintos problemas han demorado la finalización del de Eirís. No ha habido inversión en nuevas infraestructuras deportivas. La Marea centró todo el esfuerzo presupuestario en reformar la cubierta de Riazor, pero el resto de instalaciones no se tocaron. En la recta final del mandato el gobierno local retomó el proyecto de centro deportivo de O Castrillón, una actuación que llevaba años parada y que, pese a las últimas gestiones, todavía no se ha retomado ni tiene fecha fija de finalización. Estará listo, se espera, en unos meses.

El consistorio, además, es propietario de siete bibliotecas municipales. Entre las más significativas y frecuentadas se encuentran las del Fórum y el Ágora. No hubo incrementos en esas dotaciones y solo un intento fallido de municipalización de la plantilla, que a día de hoy sigue como estaba.

A Coruña tiene los mismos aseos públicos que tenía (16), los mismo parques que había y la misma red de centros cívicos. Estos últimos suman un total de 21 de distinta magnitud repartidos por la ciudad. Los últimos en abrirse fueron el de Novoboandanza y la Ciudad Vieja, ambos durante el anterior mandato. La red de museos tampoco varía desde hace años. 

Vivienda pública

En cuanto a las políticas de vivienda para personas que no puedan costearse el acceso a un piso a precios de mercado, tampoco se han llevado a cabo en los últimos cuatro años. El consistorio, durante ese período, solo ha logrado aumentar en una vivienda su parque propio: de 403 a 404.

El gobierno local que se disolverá el próximo sábado ha gestionado otros servicios heredados de anteriores corporaciones. El bono taxi, las becas de comedor y la ayuda a domicilio entre otras cosas. Sí logró ampliar el número de ayudas para comedores escolares, al igual que la Marea rebajó levemente los precios de las guarderías municipales. La Marea, además, puso en marcha la renta social, una prestación similar a la risga, aunque con una implantación mucho menor y una difusión por debajo de lo inicialmente previsto.

El reto de la nueva corporación es conseguir mejorar lo existente y añadir más servicios. Rey prometió en campaña nuevos espacios deportivos en Feáns, fábrica de armas y el paseo y aumentar la dotación de las becas para estudiar en Estados Unidos, entre otras cosas.

«Las personas solas necesitan más atención»

Jannett Rodríguez Couso, hostelera, centra sus demandas en la implantación de más medios para atender a personas mayores. «Hay muchas personas que viven solas y creo que necesitan más servicios, más atención», cuenta en referencia a la ayuda a domicilio y a los servicios de acompañantes.

«Tendría que haber más aseos públicos en las calles»

José Rodríguez Labrador trabajó como industrial y está retirado. Vive en Juan Flórez y considera que A Coruña es «una ciudad muy cómoda». Sí cree que podría mejorar en atención a los mayores. «Tendría que haber más aseos públicos en las calles», pide para atender las necesidades de muchos mayores que pasean por la ciudad.

«Echo de menos más centros juveniles»

Isabel Cedrón, administrativa, considera que la ciudad estaría mejor con más centros juveniles con actividades para los adolescentes. Más guarderías y servicios para mayores también serían necesarion. Vive en Villa de Negreira y allí, dice, no hay bibliotecas, y no vería mal que se instalase alguna en el barrio.

«No hay guarderías y hace falta apoyo en los colegios»

Para Paula Platas Gantes, actualmente sin empleo, hacen falta más guarderías en la ciudad. «Cuando tuve a mis dos hijos me volví loca», cuenta. En su zona Cuatro Caminos, echa de menos un centro cívico y pide, a la Xunta o a quien sea, apoyo en las aulas de los colegios para los niños con necesidades especiales.

«Hacen falta más residencias para mayores»

Avelino Martínez Martínez, jubilado, entiende que en servicios municipales «todo es mejorable» y cree que si algo hace falta son ayudas, residencias y atención a domicilio para las personas de la tercera edad. «Hay pocas residencias y para entrar en ellas hace falta el sueldo de un ministro», dice Martínez.

La demanda de plazas de guardería triplica la oferta del Ayuntamiento

El Ayuntamiento sigue teniendo nueve guarderías municipales, con una demanda de plazas que triplica la oferta. En el último curso se presentaron 1.169 solicitudes para 402 plazas. Es decir, 767 niños se quedaron fuera.

En campaña la Marea prometió nuevas escuelas infantiles, pero lo cierto es que, más allá de una leve rebaja de tarifas, no se construyó ninguna en el mandato que acaba. La última pública de la ciudad, en A Sardiñeira, la financió el pasado mandato la Fundación Amancio Ortega y la gestiona la Xunta.

El PSOE, por su parte, anunció durante la campaña electoral su intención de construir dos nuevas guarderías en la ciudad. Una en Monte Alto y la otra para dar servicio a la zona de O Castrillón y Os Castros. Otros partidos ofrecieron también la gratuidad de todas las plazas, el PSOE no lo hizo pero sí habló de facilitar económicamente el acceso a ese servicio. Será uno de los asuntos que deberá poner en marcha Inés Rey cuando el sábado recoja el bastón de mando que la hará alcaldesa.

TASAS E IMPUESTOS

La Voz analiza mañana cómo están los impuestos y tasas municipales, tributos que suponen la principal fuente de los ingresos municipales en A Coruña.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El reto de aumentar las prestaciones tras cuatro años sin apenas novedades