A Coruña necesita mejorar el cuidado de sus calles y espacios públicos

Los vecinos tienen la percepción, según la OCU, de que la higiene ha empeorado


A Coruña / La Voz

Si hay una crítica coincidente durante los últimos años por parte de la oposición en A Coruña es la que insiste en que la ciudad está más sucia y necesita mejorar su mantenimiento. Esa percepción no la tienen solo los partidos políticos -salvo la Marea- representados en María Pita, sino que también la comparten los vecinos.

Lo que opinan los residentes lo puso de relieve un estudio de la OCU realizado a nivel nacional en el que se comparan las calificaciones que los habitantes otorgan a sus propias urbes.

En ese análisis la Organización de Consumidores y Usuarios revela que A Coruña está a la cola de las mejor valoradas en materia de higiene. Quienes viven en la ciudad le dan 42 puntos sobre 100 y la ponen como 14 por la cola en un listado de 60 urbes. Los vigueses, por ejemplo, elevan su ciudad al tercer puesto con 76 puntos, a tres de la primera, Oviedo.

Los coruñeses aprueban raspado (51 puntos) el mantenimiento de parques, pero no pasan el aprobado la limpieza de calles (42), el entorno de los contenedores (41) y la limpieza de las zonas alejadas del centro (42). Lo peor, con todo, son las pintadas vandálicas (30) y la presencia de excrementos caninos (31).

«Los operarios son los mismos ahora que cuando recibíamos escobas de oro», cuenta Miguel Ángel Sánchez, representante de los trabajadores de Cespa, la empresa que actualmente presta los servicios de recogida de basura y limpieza viaria.

Se refiere a los tiempos en que la ciudad recibía premios nacionales en ese ámbito. Los logró, por ejemplo, en el 2008. ¿Por qué entonces los vecinos ven que todo está más sucio? «Porque el estado de la maquinaria es el que es y la mala organización y la nula presión de quien debe controlar el servicio no ayudan», dice Sánchez indicando que faltó control por parte del gobierno local sobre la concesionaria.

Pero hay más causas. Apunta que años atrás había 80 operarios barriendo las calles y hoy quedan unos 60. Esa bajada se iba a solventar con máquinas barredoras automáticas. Se compraron hace años «pero ya no funcionan» muchas de ellas, dice.

La maquinaria se habría renovado si los contratos que rigen la limpieza se hubieran actualizado en la fecha prevista, pero no fue así. El de la recogida de basura caducó en enero del 2017 y el de higiene viaria venció el verano pasado. Las empresas siguen prestando el servicio contra factura, fuera de contrato, y sin ninguna garantía de que vayan a seguir con la concesión, de ahí que no haya inversión en maquinaria nueva.

«Si los concursos se hubieran resuelto esto ya estaría solucionado», dice Sánchez, que además recuerda que en los últimos decenios la ciudad creció, pero no la plantilla ni los medios.

La fecha de caducidad de los contratos, los más cuantiosos que paga el Ayuntamiento -más de 20 millones al año- se conocía desde hace decenios -el de basura se firmó en 1967-, pero el gobierno local no inició los trámites para convocar un nuevo concurso hasta que fue demasiado tarde. Hoy los dos están en proceso de contratación, pero la finalización de los procesos administrativos pueden demorarse todavía meses.

Aunque el PSOE, que previsiblemente se hará con la alcaldía el próximo día 15, no llevaba en su programa actuaciones específicas en la limpieza, su candidata, Inés Rey, sí dijo que resultaba necesario un plan de choque. Sin medidas especiales, por ahora, las calles seguirán igual.

Urge una solución para el problema de las pintadas vandálicas

A Coruña lleva años sufriendo el impacto estético de las pintadas vandálicas en paredes públicas y privadas. Durante pasados mandatos hubo actuaciones para ponerles freno, pero finalmente el control y las medidas de limpieza se suavizaron y la acumulación de grafitis acabó convirtiéndose en un problema público.

Los propios vecinos llegaron a organizarse el año pasado, ante la inactividad municipal, para limpiar las paredes llenas de garabatos de la Ciudad Vieja. Durante meses el gobierno local negó que hubiese ningún problema y achacó las críticas a una campaña en su contra. Finalmente la Marea sí decidió actuar, poniendo en marcha un plan de limpieza a demanda y fomentando la realización de murales en distintos espacios.

Aunque se han limpiado algunas calles, la situación dista mucho de estar normalizada y el volumen de pintadas en A Coruña sigue siendo muy superior a otras ciudades. Pontevedra, Lugo, Oviedo, León y Salamanca, por citar casos cercanos, están en una situación bien distinta.

Y mañana... TRABAS BUROCRÁTICAS

La Voz analiza cómo está la situación en A Coruña para que particulares y empresas puedan acceder a licencias y permisos municipales para poner en marcha sus proyectos.

La calle opina

«Lo de las pintadas puede ser mejorable»

María Benjumea Avecilla lleva dos años en A Coruña. «La veo limpia para lo que suele haber por ahí», dice. Ella procede de un pueblo de Sevilla, cuenta, donde la situación no es mejor. «Lo de las pintadas puede ser mejorable», cuenta Benjumea, demandante de empleo que ve la urbe en buen estado.

«Gana el premio a la suciedad en España»

María José Rodríguez se muestra muy crítica con el estado de A Coruña. «Más sucia imposible, gana el premio a la suciedad en España», dice comparándola con Oviedo, que pone en el otro extremo. Ve «chorretones de grasa» en el entorno de los contenedores y echa en falta también más seguridad.

«Podría haber más contenedores, pero no está mal»

Adriana Barreiro Trillo, natural de Cee, lleva unos años viviendo en A Coruña. En su opinión, en general, la ciudad está bien cuidada, tanto en parques como en limpieza. «Podría haber más contenedores, pero no está mal», dice, y considera que lacras como las pintadas son difíciles de erradicar.

«Noto cierto abandono en los parques»

Miguel Barreiro Medín vive en la zona de Riazor. «Yo diría que el estado de la ciudad es mejorable», apunta, y cree necesario mejorar el mantenimiento. «Noto cierto abandono, sobre todo en los parques», dice, y cita el estado de Méndez Núñez. La no recogida de excrementos de perros le molesta. «Es cosa de desaprensivos», dice.

«Hay sitios en la ciudad que se ven sucios»

Pilar Anlló es una vecina de Os Castros y considera que en la ciudad «hay sitios que se ven sucios y necesitan mejoras». Entre los problemas más visibles cita el de las pintadas y pone como ejemplo el estado del entorno del parque infantil cercano al centro deportivo de San Diego, pidiendo mejoras en esa y otras zonas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

A Coruña necesita mejorar el cuidado de sus calles y espacios públicos