Miguel Miragaya: «Soy muy soso»

A CORUÑA

CESAR QUIAN

El presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios tiene 35 años, novia desde hace 18, y colecciona vinilos

26 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Nos encontramos en La Granera. Al lado de la mesa deja el patinete plegable. «Fue un regalo de Reyes y le doy uso», comenta Miguel Miragaya Martínez, desde hace año y medio presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de A Coruña. «El emprendimiento está de moda. Pero se cuentan los casos, se habla de los emprendedores de éxito y nunca de los que fracasan. Emprender no puede ser la única salida que se le ofrezca a la gente para frenar el desempleo. A los gobiernos les va bien porque la cifra de paro baja, pero no a largo plazo», analiza. Tiene 35 años cumplidos en febrero. Es de los que pagan el gimnasio, «pero apenas voy. Y lo peor es que la aplicación del móvil te recuerda la última vez que fuiste. Soy poco constante y en un par de semanas siempre lo dejo», comenta este coruñés que estudió en el Liceo y durante una década en el Conservatorio. «De pequeñito vi a la rondalla Semente Nova de Perillo y me llamó la atención. Empecé a tocar la bandurria y después pasé a la guitarra y al piano. Nunca toqué en grupos y jamás vi la música como una salida profesional», recuerda.

Arquitecto técnico

Se pasó siete años estudiando Arquitectura Técnica en la UDC. «Lo pasé bien. La mayoría de mis amigos de ahora son de aquella etapa. Un buen grupo», asegura. Empezó en una empresa de Mondoñedo que acabó cerrando, intentó montar una constructora con unos amigos, «que no salió bien», y finalmente montó un estudio en Monte Alto. «Me queda al lado de casa. Podría ir en zapatillas», apunta sonriente Miguel, que reconoce que los inicios fueron complicados. «Acabé la carrera y justo empezó la crisis». La firma que dirige se llama Dous Soluciones Constructivas y, a pesar del nombre, «solo soy un. Tuve un socio que emprendió otro camino. A mí me atrae más la obra que hacer los proyectos. Ir, buscar soluciones, mancharme con la tierra es lo que más me gusta. Me encantaría llevar un gran edificio residencial», confiesa.

Romper el hielo

Le pregunto por sus aficiones y contesta «la Estrella Galicia y el Dépor». Lleva 18 años con su novia y no tiene hijos ni mascota. A pesar de ser el presidente de los jóvenes empresarios de la provincia, asegura que «no soy especialmente sociable, aunque ahora más. No soy tímido, soy reservado. Me cuesta romper el hielo», se define Miguel. «Soy muy soso. Sé que lo soy y a veces me lo recuerdan», afirma con una media sonrisa. No dudo que lo sea si lo dice, pero me encuentro a gusto charlando con él.