Mil millones de euros después

En los presupuestos tocó techo la recaudación por impuestos a los vecinos, multas y ORA, pero cayó la de empresas y también la inversión en obras


A Coruña

El Ayuntamiento de A Coruña dispuso en total de más de mil millones de euros en el último mandato. Las arcas de María Pita y los distintos entes municipales vieron pasar más de 267 millones de euros al año del 2015 al 2018.

Esos años estuvieron marcados por un aumento de la recaudación por tasas y tributos. En el 2018, la previsión de ingresos por impuestos municipales superó por primera vez los cien millones. Este año, de acuerdo al presupuesto que presentó la Marea, está previsto que se rompa esa marca y se rocen los 101 millones.

El incremento no proviene de una mayor actividad económica: la recaudación prevista del IAE es de 11,5 millones, 800.000 euros menos que en el 2018, las licencias de aperturas se estancarían en 200.000 euros, las licencias urbanísticas subirían 200.000 euros hasta 700.000, lejos de las cifras de mandatos anteriores.

Al contrario, son los ciudadanos los que asumen el grueso del incremento. El IBI, según las previsiones del gobierno local, aportará este año 60,3 millones a las arcas municipales, 900.000 euros más que en el 2018. Las multas de circulación sumarán otros 6,4 millones, 650.000 euros más que en el ejercicio anterior. Los ingresos por otras multas se multiplicarán por más de dos, y pasarán de 500.000 euros a 1,2 millones.

La recaudación por otras tasas se incrementó a lo largo del mandato. Un ejemplo es la recogida de basuras, que pasó de menos de seis millones en el 2015 a ocho millones en el ejercicio actual. Otro ejemplo es la ORA. La firma que gestiona el servicio, que la Marea había prometido remunicipalizar para luego seguir con la licitación iniciada por el PP, ingresó 1,8 millones de euros en seis meses, del 1 de octubre de 2017 al 31 de marzo del 2018. Parte de esos fondos pasan al Ayuntamiento, que ingresa un canon fijo del 12,2 % mensual y otro del 19,66 % de forma anual.

El gobierno local también incrementó sus ingresos a través de la concesión del hotel Atlántico, que tras un concurso aumentó hasta los 1,5 millones anuales. En el proceso incumplió su compromiso electoral de destinar el edificio a residencia universitaria pública. Lo seguirá explotando una empresa privada durante un plazo de veinte años.

Pero el incremento de los ingresos municipales no se ha traducido en más inversión. Al contrario, los desembolsos municipales para nuevas obras y proyectos han caído en este mandato. Las cifras de ejecución presupuestaria de los años 2016 y 2017 fueron las más bajas de la década, y numerosas obras anunciadas para esos ejercicios, como las reformas de los mercados o la recuperación del Remanso, no han empezado a día de hoy. Las cifras de ejecución mejoraron en el 2018, pero el gobierno local aún no ha publicado la liquidación de ese ejercicio, a pesar de que el plazo acabó el 1 de marzo.

La baja ejecución de los años 2016 y 2017 se tradujo en la acumulación de fondos municipales. El año pasado estaba previsto destinar 15 millones de euros a obras y mejoras en los barrios. Pero el gobierno local, pese a haber adelantado el pago del IBI para facilitar el pago de facturas, no logró bajar el plazo máximo legal de pago a proveedores, situado en 30 días. Como consecuencia, los 15 millones de euros tuvieron que ser destinados, de acuerdo a la norma estatal, a pagar préstamos con la banca.

Así, el Ayuntamiento cerrará el mandato con la deuda viva más baja en años, incluso a pesar de que durante todo el mandato se mantuvo la política tradicional de solicitar un préstamo anual para financiar las inversiones, incluso cuando esas inversiones no fueron ejecutadas después.

70.000 multas.

En el 2017 se batió el récord de sanciones de trafico. 36.000 fueron impuestas por las cámaras de la Marina, que empezaron a funcionar en abril. En el 2018, el gobierno local pensaba ingresar 5,75 millones por multas, para este año estaba previsto ganar 6,4 millones por esa vía. En el 2016, cientos de ellas fueron impuestas por error y el Ayuntamiento se vio obligado a facilitar su retirada ante las quejas vecinales.

Las propuestas de los principales partidos en materia fiscal

Marea Atlántica

Prometen bajadas del 95 % al IBI de las viviendas de alquiler social a precio tasado; y al IAE «en casos de especial interese ou utilidade municipal, por concorrer circunstancias sociais, culturais, histórico-artísticas ou de fomento do emprego». 

PP

Bajada global del IBI del 10 %. Deducciones o exenciones en las tasas e impuestos a familias sin empleo, numerosas o monoparentales. Bonificación del 95 % en IBI, ICIO e IAE a todas las nuevas empresas durante los cuatro primeros años.

PSOE

Proponen la creación de una zona franca, con beneficios fiscales, para favorecer la llegada de empresas, deducciones fiscales para la adquisición de vehículos eléctricos y becas en empresas para parados de larga duración y estudiantes.

BNG

Exención del IBI a alquilados en viviendas municipales. Bonificación de hasta el 90 % a edificios en rehabilitación. Revisar la tasa de recogida de basura. Ayudas a emprendedores. Más impuestos a las casas de apuestas, entre otras medidas.

Ciudadanos

Quieren quitar la tasa de aperturas, revisar las bases catastrales del IBI y el IVTM, multas no recaudatorias que fomenten la prevención, reducir las tasas a centros de investigación y parques tecnológicos o perseguir a los defraudadores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
IBI
Comentarios

Mil millones de euros después