Veinte años de espera por el proyecto de Alfonso Molina, atascado otra vez en el actual mandato

Diferencias entre Administraciones y cambios de gobierno aplazan de nuevo la obra


A Coruña / La Voz

Lo de Alfonso Molina era cosa hecha. Había que ampliarla porque se quedaba pequeña y no había más que hablar. Pedro Sánchez Tamayo, director de la demarcación de Carreteras, indicaba que las obras comenzarían en unos meses.

El relato no es de hace unos días, sino de mediados del año 2000, hace casi dos decenios, cuando Sánchez Tamayo ostentaba ese cargo. Y no hablaba por hablar, sino porque ya había estudios y proyectos, y también presupuesto. La actuación iba a costar 647 millones de pesetas. El nuevo carril en dirección hacia A Pasaxe, para facilitar las incorporaciones, costaría 122 millones de pesetas. Desde Palavea a Ponte da Pedra también se ampliarían carriles, por otros 222 millones, y había 192 más para ensanchar el enlace de Elviña y el acceso desde la AP-9, así como otros 111 para mejorar la entrada hacia Pocomaco y Matogrande. Además, se contemplaba ya que esa obra debería adaptarse al nuevo parque Ofimático... Todo hace casi 20 años.

Todo eso es, más o menos, de lo que se sigue hablando. Lo único que varía ejercicio tras ejercicio es el presupuesto, que se ha ido incrementando al ritmo al que lo hizo el ladrillo en España. Hoy se habla de 20 millones de euros, frente a los 3,9 millones de entonces, pero la obra, en esencia, es bastante parecida.

También ha variado la percepción de la urgencia. Entonces, con 100.000 coches diarios, se veía necesaria porque Alfonso Molina se diseñó para dar servicio a 60.000. Eso sí, se intuía que la intensidad bajaría con la habilitación de la avenida de A Pasaxe y la entonces futura tercera ronda.

Sí se abrió la avenida de A Pasaxe y también la tercera ronda, pero los 100.000 coches diarios, a diferencia de lo que se pensaba entonces, siguen pasando a diario por el asfalto de Alfonso Molina, 40.000 más de aquellos para los que se diseñó la carretera. La urgencia, por tanto, es hoy mayor que entonces no solo porque el tráfico no bajó, sino porque en los últimos estudios realizados se entiende que todavía seguirá subiendo, y más si sigue el crecimiento urbanístico de los polígonos Ofimático y de Someso. 

Siempre aplazada

Por motivos que se desconocen la principal arteria de la ciudad se fue cayendo siempre de los Presupuestos Generales del Estado. El asunto parecía encarrilado a finales del anterior mandato. Había disposición política en Fomento y había fondos -la iba a pagar Audasa- para poner en marcha el proyecto.

Sin embargo, el actual gobierno local, entonces recién llegado a María Pita, echó el freno. Consideraba la Marea Atlántica que la ampliación no era necesaria y reclamaba una «humanización». El asunto supuso una demora de un año en la actuación y obligó a rehacer el proyecto, con discusiones variadas entre las partes. Desde el gobierno local, se pidió en un primer momento una mediana con árboles caducifolios y se encargó un proyecto que incluía hasta pasos inferiores para anfibios y protección ambiental para los solares abandonados del entorno. Fomento no aceptó muchas cosas pero al final, en el 2016, hubo un acuerdo que incluía sendas peatonales y ciclistas y más zonas verdes.

Entonces gobernaba el PP en Madrid. Llegó un cambio de Gobierno que dejó aparcado temporalmente el plan. Hoy sigue esperando igualmente su aparición en los Presupuestos Generales del Estado. No se sabe quién lo pagará y desde el ministerio indican que se dividió el proyecto en tres partes, para agilizar, y que todas ellas están «en fase de redacción». Veinte años después de haberse redactado.

Lo que defienden los partidos

Marea | Exigirá a Sánchez que cumpla lo que no hizo Rajoy

La Marea Atlántica exigirá al Gobierno del Estado «que cumpra co acordado con Concello da Coruña». «Conseguimos a redución da velocidade tanto no tronco da vía como nos carrís laterais, que vai redundar en máis confort e tranquilidade para os barrios», señalan desde el partido.

PP | «Debe mejorar en la distribución del tráfico y seguridad»

«Alfonso Molina necesita una reforma que conlleve mejoras en enlaces y que, lejos de suponer una ampliación como algunos intentan confundir, debe significar un avance en la distribución del tráfico y la mejora de la seguridad vial de esta área», señaló la candidata popular, Beatriz Mato.

PSOE | En contra de la ampliación de los carriles

Inés Rey asegura que no tiene sentido ampliar los carriles de Alfonso Molina y que es «imprescindible» impulsar la construcción del vial AC-18, que comunique la AP-9 con la tercera ronda. Critica que la Marea haya perdido tiempo encargando estudios en lugar de exigir las soluciones.

BNG | «A solución pasa por mellorar o transporte público»

Para Avia Veira, «a solución pasa polo transporte público con conexións, horarios e frecuencias ao servizo da xente». La concejala del BNG sugiere «reordenar antes os tráficos, conectando a AP-9 e a terceira rolda co vial 18, e a vía Ártabra coa A-6, maila conexión do porto exterior coa AC-14».

CIUDADANOS | Piden que el vial 18 se pueda enlazar con la gran avenida

«La última propuesta del Ministerio de Fomento resuelve los problemas más relevantes», señala Mónica Martínez, candidata de Cs. «Pero sería muy positivo modificar el proyecto del vial 18 para permitir su uso desde Alfonso Molina y abordar la ampliación de la AP-9 a tres carriles», señaló.

Posible vuelco en María Pita: diez ediles para el PSOE, seis para la Marea

carlos agulló

Sondaxe afianza la posibilidad de un gobierno socialista, incluso en solitario

La Marea Atlántica gobierna el Ayuntamiento de A Coruña con diez concejales, gracias al apoyo que los seis del PSOE dieron en el 2015 a la investidura de Xulio Ferreiro. El tracking diario de Sondaxe para La Voz de Galicia revela que, a día de hoy, la situación sería exactamente la contraria. Tras cinco días de campaña electoral, los socialistas liderados por Inés Rey lograrían diez concejalías, mientras que la Marea se quedaría con seis. Si se repitiese el escenario de hace cuatro años -apoyo de la izquierda a la investidura, aunque sin pacto de gobierno-, con ese resultado Rey sería la próxima alcaldesa de A Coruña, e incluso podría tratar de gobernar en solitario y buscar los apoyos puntuales de otras formaciones.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Veinte años de espera por el proyecto de Alfonso Molina, atascado otra vez en el actual mandato