El PSOE vuelve a ser la primera fuerza política once años después

La Marea perdería cinco concejales y el PP cuatro si los resultados se repiten en mayo


A Coruña

El PSOE de A Coruña ya ha encontrado el terreno de juego que buscaba para disputar las próximas municipales. El partido que lidera Inés Rey ha vuelto a ser la primera fuerza política en la ciudad, once años después de que José Luis Rodríguez Zapatero obtuviese su segunda victoria en unas generales. Ayer siguió sus pasos Pedro Sánchez, con un resultado en términos absolutos que se queda a cierta distancia de los de su predecesor -logró 67.297 votos en la ciudad en los comicios del 2008-, pero que le sobran para alzarse por encima de sus rivales inmediatos: el PP y los partidos que forman la Marea Atlántica, que en estos comicios concurrieron por separado.

Al cierre de esta edición, con el escrutinio en un 98,8 %, los socialistas habían obtenido en A Coruña 48.883 votos, un 32,9 % del total. Si alcanzasen los mismos resultados en las elecciones municipales que se celebrarán dentro de un mes obtendrían diez concejales. El resultado les dejaría la puerta de la alcaldía abierta y la posibilidad de apoyarse en dos formaciones para gobernar, la Marea Atlántica y Ciudadanos.

La formación del actual alcalde, Xulio Ferreiro, no se presentó a las elecciones, pero sí lo hicieron los partidos que la conforman separados en dos coaliciones, En Marea y otra encabezada por Unidas Podemos. La primera, cuyo portavoz en Galicia es Luis Villares, logró apenas 1.517 votos, el 1 % del total. La opción liderada por Pablo Iglesias sacó 24.118 sufragios, el 16,2 %. La suma de ambos partidos se traduciría en cinco concejales, lo que dejaría a Ferreiro al frente de la tercera fuerza política del pleno.

También es complicada la situación de los populares, que han obtenido 31.112 apoyos en la ciudad, casi el 21 %. Con ese resultado serían la primera fuerza de la oposición, pero sin posibilidad de recuperar el bastón de mando que tuvieron del 2011 al 2015.

Sus posibles aliados, Ciudadanos y Vox, irrumpirían en el pleno, pero con fuerza insuficiente. La formación de Albert Rivera, con 20.870 votos (14 % del total), lograría cuatro concejales. El partido de Santiago Abascal lograría un edil, con 9.709 sufragios (6,5 %). La suma de ambos partidos y el PP no bastaría para obtener la mayoría absoluta.

Sin embargo, los cuatro ediles de Ciudadanos sí serían suficientes para sumar mayoría absoluta con el PSOE en el pleno. Esa opción parecía descartada hasta ayer, pero ahora es una posibilidad real, ya que ambas formaciones también sumarían la mayoría en el Congreso de los Diputados.

En todo caso el Partido Socialista podría contar además con el BNG, que se quedaría por detrás de Vox, pero mantendría su edil y remontaría desde las generales del 2016. Entonces lograron poco más de 3.100 apoyos, ayer contaron 8.090 (5,45 %), más del doble.

En porcentajes, el bloque formado por PP, Ciudadanos y Vox empataría con el integrado por PSOE y Marea Atlántica, pero la concentración de voto en los socialistas desequilibraría la balanza a su favor, incluso sin tener en cuenta a los nacionalistas.

Las municipales, a la vista

Claro que el terreno de juego para las municipales todavía está abierto, ya que los resultados de esos comicios y de las generales no siempre han ido parejos en la ciudad. Las votaciones de ayer podrían abrir la puerta a un reagrupamiento del centroderecha y la derecha, a la vista de que la concurrencia de tres partidos distintos ha sido un obstáculo claro para ganar el Gobierno.

Es posible que se cumpla el escenario buscado por los socialistas, y que la victoria de Sánchez llene de viento las velas del PSOE coruñés. No sería la primera vez que ocurre algo así, en el 2011 los populares se impusieron en ambos comicios y lograron tanto el Gobierno como la alcaldía.

Por otra parte, el resultado de la Marea Atlántica es una incógnita. No concurría directamente en las elecciones de ayer y su cabeza de lista, Xulio Ferreiro, ha hecho todo lo posible para no implicarse en la campaña electoral, distanciándose así del bajón electoral que ha sufrido Unidas Podemos y de la ruptura entre ese partido y En Marea. Cabe señalar que, según la extrapolación de los resultados de ayer, la pérdida de los votos de la formación de Luis Villares, que ha tenido en el partido de Ferreiro a uno de sus principales rivales internos, dejaría a la Marea Atlántica con un edil menos en María Pita.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El PSOE vuelve a ser la primera fuerza política once años después