Una borrasca pone en alerta a Galicia


redacción / la voz

El giro de 180 grados que está dando el tiempo en Galicia se completa este miércoles. Después de dos jornadas con lluvias, bajas temperaturas y nieve, hoy una nueva borrasca afectará a la comunidad con vientos intensos. Se trata de un sistema de bajas presiones que se va a situar al suroeste de Irlanda.

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado avisos en las provincias de Lugo y Ourense y en el interior de A Coruña y Pontevedra por vientos que podrían superar fácilmente los ochenta kilómetros por hora. Además, en la costa la altura de las olas va a superar los cinco metros.

Hoy también será una jornada de chaparrones generalizados que caerán con fuerza y acompañados de granizo y aparato eléctrico de forma puntual. Las precipitaciones a partir de los 1.200 metros de altura caerán en forma de nieve. La cota irá descendiendo a lo largo de la jornada. No se descarta que por la noche pueda situarse por debajo de los 1.000 metros. La nieve ya dio ayer mismo varias sorpresas al presentarse en zonas como Melide, Forcarei, Teixeiro y Lalín.

El origen de este episodio de inestabilidad, bajas temperaturas y nieve a finales de abril, es una corredor de aire que llega desde el polo norte. El anticiclón de las Azores, que el pasado fin de semana estaba muy reforzado, ha perdido energía, una situación que aprovechan rápidamente las borrascas. Debido a la posición que presentan las altas y las bajas presiones se ha creado un pasillo por el que desciende ese aire gélido.

Mañana se mantiene el mal tiempo. Será una nueva jornada de chubascos intensos, fuertes vientos y nieve que caerá en las zonas de montaña. Las temperaturas no presentarán grandes novedades. Los registros serán bajos para la época del año ya que en muchos sitios las máximas no superarán los 12 grados y las mínimas ya han caído la pasada madrugada hasta los cuatro grados bajo cero en puntos altos como Manzaneda.

El viernes las piezas se mueven y permiten que regrese la estabilidad. Por la mañana todavía podría caer alguna lluvia ocasional pero ya por la tarde comenzará a notarse la influencia del anticiclón de las Azores, que irá ganado protagonismo con el avance de las horas.

El sábado se espera tiempo más seco en las cuatro provincias, sin descartar nubosidad en la mitad norte y nieblas matinales en el interior de la provincia de Lugo.

El domingo electoral no parece que la meteorología vaya a ser un impedimento para que los gallegos puedan ir a votar. La previsión apunta ahora mismo a que habrá cielos despejados, sobre todo en la mitad sur de la comunidad y también con unas temperaturas muy agradables. El termómetro volverá a subir notablemente respecto a los valores actuales hasta superar en muchas zonas la barrera de los veinte grados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Una borrasca pone en alerta a Galicia