La inversión en urbanismo y obras en A Coruña cayó a la mitad durante el mandato

El Ayuntamiento dejó sin gastar 23,2 millones de euros en los últimos tres años


A Coruña / la voz

Los datos de la merma en las licitaciones de obra pública en A Coruña que manejan la Federación Gallega de la Construcción y Apecco coinciden con la reducción del presupuesto municipal y la falta de ejecución de los fondos previstos en ese área.

Ambas entidades constatan que durante el año pasado las obras públicas en A Coruña supusieron la sexta parte de las ejecutadas en Vigo. La inversión por habitante en la ciudad herculina se situó en el 2018 en idénticas cifras que las de A Fonsagrada, A Bola, Baños de Molgas y Pereiro de Aguiar, en el entorno de los 30 euros por vecino. 

El 2018 fue, según los datos que maneja el propio Ayuntamiento, el ejercicio en que menos dinero se presupuestó en el área de vivienda y urbanismo, en total, 21,6 millones de euros. El gobierno local redujo la cifra después de haber dejado sin invertir buena parte de los fondos presupuestados por la Marea en años anteriores. En el 2018 volvió a sobrar dinero, algo más de 2,7 millones de euros.

En total, en lo que va de mandato -sin computar el 2015, pues ese año se lo repartieron a medias PP y Marea- se han quedado en la caja municipal 23,6 millones de euros, cantidad que el gobierno local tenía previsto invertir pero que finalmente no se ejecutó.

La cifra es elevada en comparación con lo que quedó sin gastar en el pasado mandato, también computando tres años. Entonces se quedaron en las arcas públicas casi 3,8 millones de euros.

Con todo, la diferencia mayor está en lo realmente ejecutado por cada uno de los gobiernos locales. En el actual, según los datos que hace públicos el consistorio, se invirtieron 52,3 millones de euros, mientras en el pasado la cifra llegó a 98,9 millones de euros, prácticamente el doble.

En el 2018, de los 635.000 euros presupuestados para las áreas de rehabilitación (ARI), solo se gastaron 57.000 euros. De las subvenciones para rehabilitación de vivienda quedaron casi medio millón de euros en la caja de los 1,2 millones previstos para ese fin, mientras que tampoco se gastaron otros 600.000 euros de ayudas convocadas para mejorar la accesibilidad. En el área de conservación estaba previsto gastar 1,2 millones de euros, pero solo se invirtieron, finalmente, 248.000 euros. En total, de los 6,4 millones previstos en ese sector, el gobierno local no llegó a invertir la mitad.

El gobierno local no fue capaz de cumplir las normas para reutilizar el dinero sobrante

Una parte importante del dinero que el Ayuntamiento no fue capaz de gastar según los presupuestado por el gobierno local -15,1 millones de euros- acabó a finales del año pasado siendo dedicada a pagar deuda bancaria. Las amortizaciones no entraban dentro de los planes de la Marea, ya que el consistorio tenía una situación saneada -muy lejos de su techo de endeudamiento, establecido en unos 180 millones de euros-, y los de Ferreiro tenían previsto destinar a 85 obras el remanente. De este modo, las actuaciones que no habían logrado ejecutar dentro del ejercicio serían sustituidas por otras, pero el dinero se invertiría igualmente.

Para poder hacer eso el consistorio tenía que cumplir unos requisitos, uno de ellos era el pago en plazo a proveedores. Sin embargo, todos los esfuerzos realizados desde María Pita fueron vanos y el gobierno local fue incapaz de acabar el año abonando las facturas antes de 30 días, algo que sí lograron holgadamente otras Administraciones. La norma fija que quien incumple con los proveedores debe dedicar su remanente al pago de deuda.

El alcalde, Xulio Ferreiro, se mostró entonces «disgustado» y atribuyó el incumplimiento a una «responsabilidade colectiva». Los 15 millones de euros que iban a destinarse a mejoras en los barrios acabaron en los bancos. Así, contra su voluntad, el gobierno local redujo la deuda hasta dejarla en poco más de 40 millones de euros frente a los cerca de 75 que había a principios de mandato. La deuda municipal, en todo caso, se había contraído para hacer obras. Ahora se hacen menos obras y en cambio se paga deuda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La inversión en urbanismo y obras en A Coruña cayó a la mitad durante el mandato