La venta de vivienda nueva apenas sube mientras la usada bate récords en A Coruña

En el 2018 cambiaron de manos 253 pisos a estrenar por 2.319 de segunda mano


A Coruña / La Voz

Aunque la crisis, dicen los expertos, ha pasado y la economía repunta, el ladrillo sigue en horas bajas en A Coruña, sobre todo el nuevo. La venta vivienda de nueva construcción siguió en mínimos durante el 2018. Al cierre del ejercicio, según los estudios del Ministerio de Fomento, cambiaron de manos en la ciudad 253 pisos nuevos. Solo en los años 2016 y 2017 hubo peores datos desde que hay registros, con 222 y 230 respectivamente.

La escasez de transacciones no significa que no haya demanda. Los promotores y los especialistas del sector inmobiliario aseguran que sí la hay y que las promociones, pequeñas, que se están desarrollando se venden con rapidez y a precios elevados. Lo que falta, dicen, es oferta.

El hecho de que existe demanda se aprecia en que las ventas sí van bien en lo que respecta a propiedades de segunda mano. Si la nueva está en mínimos, a la usada le pasa todo lo contrario. En el 2018, según las mismas fuentes, se vendieron en A Coruña 2.319 pisos usados. En el 2005, por ejemplo, fueron menos de 2.000. 

Mil menos

El 2007, justo antes del estallido de la burbuja, fue el ejercicio en que más viviendas cambiaron de manos en la ciudad. Se computaron entonces 3.485 propiedades de las que 1.651 -otro récord- fueron de nueva construcción. Once años más tarde se sigue vendiendo, pero ocho veces menos en el caso de los de reciente construcción y mil menos en el cómputo total.

Entre las cosas que han desaparecido del panorama coruñés figuran los grandes desarrollos urbanísticos, un sistema de expansión urbana rechazado por el actual gobierno local, que ha frenado actuaciones en Pecebeiras y retardado otras como Adoratrices, entres otras.

Lo que sí se deja ver en la ciudad son promociones de dimensiones más modestas que se levantan o tienen previsto hacerlo en solares céntricos. Las nuevas viviendas, escasas todavía, duran poco en un mercado con precios claramente el alza.

En Tabacos, vendida por completo la primera promoción, se está levantando ya una segunda donde también se han firmado numerosas ventas ya en plano. En el polígono de Náutica apenas queda oferta disponible y hay más inmuebles en desarrollo o en proyecto para comenzar en breve en solares de Juan Flórez, Caballeros, Eirís, la Gaiteira y Fernández Latorre, entre otros.

En los últimos años se pusieron en marcha nuevos edificios, a veces no sin dificultad. El Ayuntamiento intentó impedir que se construyera en Náutica pero, con licencia conseguida, los promotores consiguieron finalizar su obra. Hay casos de empresarios que llevan esperando más de tres años para restaurar un edificio completo en Cuatro Caminos.

Las viviendas de Náutica y también las de la primera promoción de Tabacos suponen una parte relevante de los 253 pisos nuevos vendidos el año pasado. En el 2019 las cifras deberían mantenerse o subir porque ahora hay otros inmuebles rematados y en venta. En Pérez Cepeda, por ejemplo, se levantan 142 viviendas, la mayor promoción de la ciudad. En Eirís la promotora Célere comercializa 101 y en la Gaiteira Metrovacesa ofrece 72 que se entregarán después del 2019.

Hay otras más pequeñas, repartidas por la ciudad. En la calle Caballeros Aventespacia comercializa 20 pisos nuevos y en Marqués de Amboage se pusieron a la venta 24 más, a los que hay que sumar el centenar largo que suman los que se levantarán en Tabacos y Fernández Latorre.

La demanda de vivienda nueva se percibe en operaciones como la de Juan Flórez, una calle en la que hacía decenios que no se veía una promoción en marcha y en la que Abeconsa edificará 24 pisos cerca del colegio Labaca. 

Precios elevados

La escasez de oferta de obra nueva y la falta de nuevos desarrollos periféricos ha supuesto un sensible aumento de los precios que todo lo que sale al mercado situado en el centro. En Pérez Cepeda, por ejemplo, las propiedades de tres dormitorios se venden de 410.000 euros para arriba, una cifra similar a la solicitada en la Gaiteira o en Tabacos en su día.

Algo más económico resulta hacerse propietario de un piso de tres habitaciones en Caballeros, frente a los Nuevos Ministerios. Allí la empresa pide 316.000 euros por 97 metros cuadrados mientras en Marqués de Amboage se publicitan a 302.000 euros, impuestos aparte. Lago más moderadas son las tarifas en Eirís, donde piden por 120 metros cuadrados 247.000 euros. Es, con todo, una cifra muy alta en comparación con lo que se pedía por las últimas promociones rematadas allí años atrás. En el sector coinciden en que los precios son altos, pero la falta de oferta de obra nueva ha hecho que lo que hay en el mercado suba y, además, se venda. La alternativa para quienes no disponen de tales recursos pasa hoy en A Coruña por la segunda mano, aunque también en ese sector se constata un encarecimiento debido también a la elevada demanda.

La primera promoción que se paga en euros

En el 128 de Juan Flórez Abeconsa levantará un edificio de bajo y cuatro plantas más bajocubierta que sumará 24 viviendas con garajes y trasteros. La intención de la firma es entregar la vivienda en el verano del 2021. Juan Flórez es de una de las vías con mayor densidad de población de la ciudad y hay que remontarse más de dos decenios atrás para ver allí la última promoción de vivienda en venta. Entonces los pisos todavía se pagaban en pesetas, el de Abeconsa será el primero que se facture en euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La venta de vivienda nueva apenas sube mientras la usada bate récords en A Coruña