La Marea incumple la ordenanza de igualdad de género que promueve

Todos los cargos de Alcaldía y 7 de las 9 direcciones de área los ostentan hombres. Solo en el cuerpo de asesores, con menos competencias y salarios inferiores, dominan las mujeres


A Coruña

El gobierno local de la Marea Atlántica no cumpliría su nueva ordenanza de «igualdade na diversidade», con la que pretende «eliminar» cualquier tipo de «discriminación e desigualdade que poida incidir sobre as mulleres e sobre as persoas en xeral».

La normativa, que este jueves fue a la junta de gobierno, prevé que en el ejecutivo municipal, su equipo de asesores y cargos de confianza, ninguno de los dos géneros esté representado en menos de un 40 %. Pero ese porcentaje no se cumple entre los altos cargos del Ayuntamiento ni entre el equipo directo del alcalde.

La cúpula del departamento de Alcaldía está formada exclusivamente por varones. El asesor de Xulio Ferreiro es Iago Martínez. La dirección de Apoio á Alcaldía la ostenta Juan Carlos Martínez. El jefe de servicio de esa área es José Manuel Peña. El asistente de Alcaldía es Aníbal Ledo. Todos fueron nombrados en este mandato, los dos últimos mediante procesos de libre designación.

Casi lo mismo ocurre con los directores de área, los cargos más importantes de la Administración local, que son nombrados directamente por el alcalde y perciben salarios superiores a los 60.000 euros anuales. De los nueve directores solo dos son mujeres: Marta García Pérez (Asesoría Jurídica) y Marta Núñez Corbalán (Promoción Económica).

Entre el cuerpo de asesores, que sobre el papel tienen muchas menos competencias y por tanto perciben salarios muy inferiores, se da la situación inversa: dominan las mujeres. De los 16 asesores del gobierno local, solo seis son hombres. El mejor pagado es un varón, Iago Martínez, que percibe 35.000 euros anuales, tanto como un edil con responsabilidades de gobierno. El resto de los consejeros tienen salarios de entre 32.000 y 25.000 euros. 

La ordenanza y su trámite

La nueva ordenanza todavía debe ir a pleno para su aprobación inicial, superar el trámite de alegaciones y volver al pleno para su visto bueno final antes de entrar en vigor, por lo que será difícil que llegue a estar vigente antes de las elecciones municipales.

Consta en total de 12 capítulos y 43 artículos que detallan distintas medidas con el fin de promover y garantizar la igualdad.

Además de referirse a la propia organización municipal, y a la formación de órganos para el seguimiento de su aplicación, la ordenanza prevé otras actuaciones que afectan a la contratación, la concesión de subvenciones, la formación del personal o la utilización del lenguaje inclusivo.

Esos cambios lingüísticos serán de obligado cumplimiento para la Administración local y también para las empresas que trabajen para ella. Será uno de los requisitos que deberán cumplir los contratistas municipales, que tendrán que facilitar la paridad de sus cuadros de personal o de parte de ellos. Los pliegos podrán primar a las empresas que fomenten la contratación femenina o cuyo personal tenga experiencia en igualdad. Entre los criterios de desempate se podrá dar prioridad a firmas con más porcentaje de mujeres contratadas.

Las entidades con ayudas municipales también deberán fomentar la igualdad, y se valorará que haya paridad en sus órganos directivos y entre los beneficiarios de sus actividades.

El Ayuntamiento promoverá además la formación en perspectiva de género, tanto entre el personal funcionario como en los centros escolares, y se fomentará la corresponsabilidad de los hombres en las tareas domésticas o de cuidado de familiares, entre otras medidas previstas por la nueva normativa municipal. 

La ordenanza

Representación equilibrada. Afectará á constitución do goberno municipal que xurda tras as eleccións. Deberase promover tamén dito equilibrio na composición das comisións, cargos de libre designación ou cargos de confianza do equipo de goberno municipal(...).

Enténdese por representación equilibrada (...) aquela situación que garanta a presenza de mulleres e homes de forma que, no conxunto ao que se refira, as persoas de cada sexo nin superen o 60 % nin sexan menos do 40 % fixando o obxectivo de acadar a paridade (...).

O Concello da Coruña fará un uso non sexista na linguaxe en todos os documentos e sorportes que produza directamente ou a través de terceiras persoas.

Con carácter previo á elaboración dunha norma ou (...) de calquera actividade municipal, o órgano promotor ha avaliar o impacto potencial da proposta na situación das mulleres e nos homes como colectivo e emitir, de ser o caso, un informe de impacto de xénero.

O Concello e o resto de organismos dependentes incorporarán a perspectiva de xénero na súa actividade contractual.

Sempre que sexa posible (...) os contratos teñen que incorporar de forma obrigatoria e como condición de execución cláusulas sociais orientadas a fomentar a igualdade de xénero entre as persoas implicadas na execución do contrato.

As empresas teñen que facilitar información relativa á brecha salarial de xénero.

O Concello e o resto de organismos dependentes del incorporarán a perspectiva de xénero no outorgamento de subvencións.

Non outorgarán ningún tipo de axuda (...) ás persoas físicas ou xurídicas cuxos fins ou obxectivos, sistema de admisión ou acceso, funcionamento, traxectoria, actuación, organización ou estatutos sexan contrarios ao principio de igualdade.

Incluirase entre as obrigas das persoas físicas ou xurídicas beneficiarias das axudas (...) que contribúan a promover a igualdade (...) a desagregación por sexo dos datos de persoas beneficiarias dos proxectos e das persoas traballadoras da entidade, asociación ou organización.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

La Marea incumple la ordenanza de igualdad de género que promueve