Patrimonio asegura que el consistorio aún no pidió permiso para limpiar la Colegiata

Retirar pintadas en bienes BIC requiere autorización específica


A Coruña / La Voz

El Ayuntamiento arrancó esta semana la campaña de limpieza de pintadas en la Ciudad Vieja y la Pescadería, puesta en marcha después de un año de críticas por parte de distintos colectivos por el estado en que se encuentra la ciudad.

Las pintadas afectan a miles de edificios, algunos de ellos son inmuebles protegidos por su valor arquitectónico, pero también los hay inventariados como bienes de interés cultural (BIC), que gozan de la máxima protección.

El lunes María Pita anunció una primera ronda de limpieza que llegaría a 46 inmuebles. De ellos, siete son edificios protegidos por el propio consistorio y serán, decía el gobierno local, tratados bajo la supervisión de un restaurador. Apuntaban también allí que había pintadas en dos edificios BIC, y que para esos casos estaban esperando por la autorización pertinente de Patrimonio para poder actuar.

Entre los BIC afectados por los grafitos vandálicos figura la colegiata de Santa María, una joya arquitectónica de origen románico que amaneció el pasado día 7, hace dos semanas, ensuciada en uno de sus ábsides.

Aunque lo habitual ante ataques de ese tipo -como en la catedral de Santiago- es darle prioridad a su limpieza, por delante de la de otros inmuebles afectados, en A Coruña todavía no se han iniciado los trámites para retirar la pintura de esos dos edificios BIC. Así lo corroboran desde la Xunta. Desde el departamento de Patrimonio indican que el Ayuntamiento de A Coruña no les ha remitido -ayer no les había llegada nada- ninguna solicitud para poner en marcha la limpieza de esos bienes, incluida la Colegiata.

Esta última es uno de los puntos más visitados de la Ciudad Vieja y el templo de mayor valor artístico que existe en A Coruña. El casco histórico, con muchos edificios vacíos, es una de las zonas de la ciudad que acumulan más pintadas. El estado de la zona es tal que hace meses un grupo de vecinos constituyó la plataforma Non Máis Pintadas y se echó a la calle para limpiar los muros ante la inacción municipal. Finalmente, el gobierno local decidió poner en marcha un plan para retirar pintadas a solicitud de los vecinos. Han recibido, hasta ahora, 256.

La limpieza, por ahora, se quedará solo en el entorno del casco histórico

La necesidad de retirar pintadas no es exclusiva de la Ciudad Vieja. Hay más barrios que demandan idéntico trato y también hay bienes catalogados por el Ayuntamiento en otros puntos de la ciudad que sufren ese tipo de acciones vandálicas. Así, por ejemplo, la casa modernista de la avenida de Oza, cuya restauración llevan años pidiendo los vecinos, tiene uno de sus muros convertido en lienzo para las pintadas. Aunque hace unos meses sus propietarios lo limpiaron, vuelve a estar como estaba. En A Coruña el gobierno local decidió hace poco modificar la normativa de sanciones sobre los grafitis y otros actos vandálicos. Hasta ahora, los autores identificados se exponían a multas, que ahora podrán evitar realizando trabajos sociales por un máximo de dos meses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Patrimonio asegura que el consistorio aún no pidió permiso para limpiar la Colegiata