La Xunta pedirá al Gobierno «compensaciones fiscales» para las industrias electrointensivas

Feijoo afirma que Alcoa no tiene futuro sin una reducción de la tarifa eléctrica


A Coruña

Primero fue el presidente de la Xunta. Y poco tiempo después, el que habló fue el conselleiro de Economía. Alberto Núñez Feijoo, se refirió este viernes a la situación de la planta de Alcoa en la ciudad en el acto de presentación de las Medidas dende a enxeñería para o desenvolvemento de Galicia. Para advertir a los trabajadores que no se dejen engañar por el Gobierno de Sánchez, «que so busca que o problema continúe ata as eleccións sin poñer solución algunha sobre a mesa». El presidente gallego insistió varias veces en que el futuro de la planta coruñesa, como el resto de industrias del aluminio, pasa por una necesaria y urgente bajada de la tarifa eléctrica

Tampoco quiso dejar pasar la ocasión el conselleiro de Economía, Emprego e Industria. Francisco Conde se reunió este viernes con los representantes de las empresas electrointensivas de Galicia para consensuar las alegaciones que se presentarán este lunes al borrador del Estatuto de los Consumidores Electrointensivos elaborado por el Gobierno, por lo que ha reclamado al Ejecutivo central «compensaciones fiscales» para que estas compañías puedan ahorrar en su factura eléctrica. De esta forma, la Xunta reiterará cuatro peticiones que ya le había hecho al Gobierno antes de la elaboración del borrador. Entre ellas, el titular de Economía ha destacado la reclamación de que en el estatuto se recoja la categorización de «empresa electrointensiva», diferenciando tres grupos: las electrointensivas, las altamente electrointensivas y las hiperelectrointensivas.

La segunda propuesta se centrará en el establecimiento de compensaciones por el pago de renovables, sobre todo, para las empresas que tengan una mayor carga en su coste energético vinculado a los costes de las renovables. La Xunta también pedirá «compensaciones fiscales», así como descuentos «de hasta el 90 %» en el pago de los peajes eléctricos, para estas sociedades. «Estos dos aspectos tienen una incidencia directa en el coste energético que tienen que asumir las empresas electrointensivas y que permitiría un impacto para responder a las necesidades del precio energético», ha explicado Conde.

Rentabilizar los montes gallegos

Feijoo también anunció esta mañana que el Gobierno autonómico prepara una normativa que presentará en el Parlamento este semestre para rentabilizar los montes gallegos, con la tala de la madera que produzcan, a modo de plan de pensiones a cobrar cada 20 años.

La iniciativa consistiría en ordenar los bosques de la Comunidad, los montes vecinales en mano común, plantando madera de calidad y profesionalizando su gestión; se trataría de incluir la parcela, manteniendo la propiedad, en una cooperativa o sociedad de gestión para que se plante y tale de forma adecuada, y que genere ingresos.

Esta fuente de ingresos adicional con cada tala, cada veinte años aproximadamente y en función de la superficie que aporte cada uno, «pódese considerar realmente como un plan de pensións», subrayó Feijoo en la clausura del acto de presentación por el Consejo Gallego de Ingenierías de un documento que recoge más de 100 medidas para el desarrollo de Galicia.

Galicia se sitúa entre las diez primeras regiones europeas en materia forestal, pues dos tercios de su territorio están destinados a bosques. Sin embargo, «os galegos temos todavía sen explorar nin explotar» esta riqueza, como sí hacen 80.000 familias que venden madera en Galicia todos los años e ingresan unos 300 millones de euros anuales.

Los países nórdicos utilizan los bosques como un seguro de ingresos cada 15 o 20 años, y Feijoo propone que los gallegos hagan lo mismo como si fuera un plan de pensiones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta pedirá al Gobierno «compensaciones fiscales» para las industrias electrointensivas