La pugna por la elaboración la candidatura deja cuatro dimisiones en el PSOE de A Coruña

Rosa Barreiro, Cristina Otero y Víctor Caramés anuncian su salida, que se suma a la ya anunciada hace días por Pedro Méndez

Rosa Barreiro
Rosa Barreiro

A Coruña

El PSOE continúa navegando en aguas revueltas de cara a las próximas elecciones municipales. A la polémica surgida a la hora de elaboración de la candidatura y tras las discrepancias entre el equipo de Inés Rey y la Ejecutiva local, se le suma un nuevo problema, la baja de Rosa Barreiro, Cristina Otero y Víctor Caramés, que se suman a la anunciada hace días por Pedro Méndez.

Rosa Barreiro, responsable de sanidad y política social del PSOE coruñés, presentó su dimisión tanto como miembro de la ejecutiva local como de integrante de la lista electoral. «Hay momentos en que una persona, y más cuando es integrante de un partido político de profundas raíces democráticas como es el PSOE, que no puede dejar de escuchar nunca a la militancia a la que nos debemos», explica en un comunicado en el que manifiesta su disconformidad y su descontento con el modo en el que se ordenó la lista final al considerar que se desoyó a la militancia.

Los votos de los socialistas coruñeses la habían situado en el puesto 7 de la lista, pero cayó hasta el 11 tras las pugnas de las distintas ejecutivas para imponer el orden final de la lista con la que se presentarán a las elecciones municipales. «No es lo que los compañeros con rotundidad y claridad han elegido, en un proceso que ha pasado de ser innovador e ilusionante a dejar profundas heridas en una agrupación socialista coruñesa que ha visto con dolor como su voz no era escuchada», esgrime.

A la baja de Rosa Barreiro se suman también la de Cristina Ortega, Víctor Caramés y la anunciada hace días de Pedro Méndez, que ocupaba el puesto 22 de la lista. Ambos han decidido no formar parte de la candidatura, pero a diferencia de Barreiro se mantendrán como miembros de la ejecutiva local.

El cierre de listas causa un seísmo en el PSOE gallego

g. bareño / D. Sampedro

El candidato ourensano a la alcaldía dimite y el ferrolano sopesa seguir sus pasos

Todo el poder para Pedro Sánchez. El secretario general del PSOE hizo ayer una demostración de fuerza laminando de las listas al Congreso y al Senado, y también de las europeas, a cualquier candidato que pudiera encuadrarse en el sector crítico. Los cambios se extendieron también a una veintena de candidaturas municipales, lo que provocó un incendio en el PSdeG, con focos de distinta intensidad en las ciudades de Ourense, A Coruña y Ferrol, donde varios candidatos arrojaron la toalla o amagan con hacerlo en las próximas horas.

Menos de tres años después de ser apartado de la secretaría general por una rebelión mayoritaria en el comité federal, Sánchez consuma así la purga de los que se levantaron contra él, barriendo cualquier atisbo de contestación interna. La principal perjudicada es Susana Díaz. Sánchez ha apartado a los candidatos afines a la ex presidenta de la Junta de Andalucía. Ni en Sevilla, ni en Cádiz, ni en Almería ni en Córdoba ha conseguido Díaz colocar a los suyos como cabezas de lista. Y, como símbolo del castigo, Antonio Pradas, hombre de confianza la lideresa andaluza, queda fuera de la candidatura al Congreso y ni siquiera opta al Senado.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La pugna por la elaboración la candidatura deja cuatro dimisiones en el PSOE de A Coruña